The cove. La nueva ola de Wavegarden.

Todo el mundo habla de la nueva versión de Wavegarden y casi nadie tiene ni puta idea de nada....
kelly slater wavegarden
kelly slater wavegarden
Share on facebook
Share on twitter
Share on email
Share on linkedin
Share on whatsapp
Wavegarden
Esto no se parece nada a lo que yo vi

A partir de desde momento ya no recordamos nada y nos despertamos con una vida completamente diferente a la que llevábamos en Bergara

«Hola. Os hablo desde el programa de protección de testigos de Wavegarden. Yo y toda mi familia (incluida la amona*) hemos sido recolocados con vidas e identidades nuevas.

¿Mi error? Salir tranquilamente a andar en mi mountain bike por el interior de Gipuzkoa y encontrarme de bruces con un «prao» inmenso en el que había un lago. Yo estaba flipando, nunca había visto nada parecido. Desde la distancia pude distinguir gente con pelo rubio totalmente excitada, pegaban gritos tipo «Yeeeewwww»…Al principio creí que era una fiesta de esas de piscina donde todos están drogados, pero luego me percaté que había hasta niños, familias enteras gritando como posesos. La excitación se multiplicaba cuando desde el lago aparecía una ola venida de la nada…nunca había visto nada igual.

Ni corto ni perezoso saqué el móvil, hice una foto y la mandé al chat de wassap que tengo con la familia proponiéndoles el plan de ir con unas tortillas y pasar el día a remojo. Mi chaval Unai se lo iba a pasar en grande, y a la amona le iba a venir muy bien pasear por la orilla para sus tobillos.

Seguí mi recorrido por esa ruta que tanto me gusta y que va paralela a un río, y cuando llegué a casa me encontré a toda mi familia amordazada en el sofá y a un tipo de traje esperándome con una jeringuilla apuntando hacia lo alto.

A partir de desde momento ya no recordamos nada y nos despertamos con una vida completamente diferente a la que llevábamos en Bergara. Nos han puesto un chalet y a la amona le han mandado a una residencia vigilada, porque según nos explicaron es la que más peligro tiene de rajar algo sobre esa piscina. El otro día me dijo que un tio muy guapo y muy calvo le hizo una visita…le hizo muchas preguntas. Dice que se le veía nervioso…así que pasó de él.

Por aquí no se vive mal pero echo de menos las partidas de mus y los txikitos después del curro. Por aquí lo llaman «afterwork», pero no es lo mismo…»

amona*=abuela en euskera

Queremos tu email

para freírte a spam y comerciar con él con empresas de dudosa reputación

Lo último

REDACCION

REDACCION

Somos gente sin criterio y con un nivel de surfing más que cuestionable, pero Maldini también habla de fútbol. Si tienes algún problema escupe aquí abajo.

¡Opina!

Este e-mail ya está registrado en Mar Gruesa. Por favor usa el Formulario de login o utiliza otro e-mail..

Login o password incorrectos

Algo ha fallado...

Mar Gruesa es olas, vídeos, fotos, reportajes y el mejor contenido del surfing.

Si navegas por este sitio significa que aceptas las cookies. Las usamos para que tu experiencia de usuario sea la mejor.