Surfear en tiempos revueltos

Si somos incapaces de ver que la mejor respuesta posible nace de nosotros mismos, al margen de olas, insultos, quejas o sanciones, es que aún no hemos aprendido nada y para eso… Para eso sí que es jodido encontrar una vacuna.
surfear en tiempos revueltos
Share on facebook
Share on twitter
Share on email
Share on linkedin
Share on whatsapp

Con estas palabras queremos invitar a la reflexión y no al odio.

Todos somos vecinos, primos, amigos… Por tanto, nuestra labor como ciudadanos no debería ser delatar, adoctrinar o denunciar, sino la de actuar, precisamente, con civismo y solidaridad con el fin de contribuir a que esta situación se termine cuanto antes. Que se termine para los surfistas, pero también para los trabajadores, los autónomos, las familias… ¿Y cómo podemos lograr eso? ¿Qué armas tenemos al alcance de nuestra mano? ¿Un móvil delator? ¿Gritos desde nuestra ventana a todo aquel que vemos en la calle? No. El arma más efectiva es el sentido común y la única forma de conseguirlo es actuando –todos- con cabeza.

Os soltamos este rollo porque, ya centrándonos en nuestro mundillo, estos días han llegado noticias de varios surfistas cazados en el agua con la consecuente disparidad de opiniones.

Por un lado, está quien aplaude su ‘valentía’ y opina: ‘allá él si está dispuesto a pagar la multa’. Y por otro lado está quien critica ferozmente dicha actitud.

Nosotros no vamos a apoyar un posicionamiento o el otro. Sin embargo, sí queremos plantear una cuestión que va más allá de multas y tolerancia porque es atañe directamente a la moral: yo no debería denunciarte a ti, pero tú no deberías estar ahí.

Y es que del mismo modo que no es nuestra labor ciudadana denunciar o estigmatizar una actitud (hemos visto casos de denuncias desde la ventana a lo que resultó ser gente con diabetes o autismo), ¿no sería labor de todos la de empatizar con una gravísima situación (sin precedentes) y que nuestra propia moral –no una denuncia- nos impida actuar de un modo egoísta? ¿No nos damos cuenta que si todos nos dejásemos llevar por ‘nuestras ganas irrefrenables’ lo que puede ser cuestión de dos meses podrían acabar siendo 4 ó 5? ¡Ésto no debería gritarlo nadie desde una ventana sino la propia conciencia de cada uno, desde el interior!

No estamos hablando de un problema familiar o de líos de una federación, un club de surf o incluso un país. Estamos hablando de una crisis global que ha sembrado el caos a lo largo de todo el planeta dejando miles de muertos y la economía pendiendo de un hilo, con el consecuente desasosiego social. 

Si aún así, pese a todo, somos incapaces de ver que la mejor respuesta posible nace de nosotros mismos, al margen de olas, insultos, quejas o sanciones, es que aún no hemos aprendido nada y para eso… Para eso sí que es jodido encontrar una vacuna.

Queremos tu email

para freírte a spam y comerciar con él con empresas de dudosa reputación

Lo último

REDACCION

REDACCION

Somos gente sin criterio y con un nivel de surfing más que cuestionable, pero Maldini también habla de fútbol. Si tienes algún problema escupe aquí abajo.

¡Opina!

Este e-mail ya está registrado en Mar Gruesa. Por favor usa el Formulario de login o utiliza otro e-mail..

Login o password incorrectos

Algo ha fallado...

Mar Gruesa es olas, vídeos, fotos, reportajes y el mejor contenido del surfing.

Si navegas por este sitio significa que aceptas las cookies. Las usamos para que tu experiencia de usuario sea la mejor.