La trilogia del sponsor Pt 1.

¡Tengo sponsor! Existe un adhesivo mágico con el súper poder de conferir grandes dosis de motivación, alegría y un futuro alentador a todo aquel que lo posee.
trilogiadelsponsor

No, no nos referimos a la pegatina de la ITV, aunque bien podría estar ésta en la misma categoría, sino al ‘sticker’ de un sponsor.

Aunque a priori la cuestión ‘qué es un sponsor’ pueda parecer obvia (el apoyo, material o económico, por parte de una marca que hace posible la práctica de un deporte), las dudas aumentan a medida que profundizamos en el asunto.

Imaginemos, por ejemplo, el hipotético caso de tres individuos que lucen el mismo sticker.

Supongamos que el primero se ha conformado con una rebaja del 40% en todo el material la marca mientras que el segundo recibe, anualmente, un paquete gratis y el tercero ha logrado obtener un ‘budget’ que le permite viajar, competir o vivir.

Pues bien, como vemos, pese a lucir la misma pegatina, el emplazamiento de ésta queda supeditado a circunstancias diametralmente opuestas. Entonces, ¿a quién podemos atribuir un sponsor legítimo? ¿únicamente al que cobra? ¿A los dos que obtienen las cosas gratis? ¿A los tres, dado que todos están satisfechos con su trato?

En un ejemplo tan claro como éste, el caso del individuo que acepta una rebaja del 40% puede sonar a chiste. No obstante, planteemos que se trata de una marca de tablas o de neopreno. Comparémosle ahora con otro supuesto surfista que luzca la pegatina de una marca de zumos o de bebidas energéticas de las que sólo obtenga unas cajas (gratis, eso sí). 

Si lo que buscamos a través de un sponsor es una mayor a la accesibilidad de nuestro deporte (o un medio de subsistencia en el mejor de los casos), está claro que el chiste del 40% en material técnico ya no resulta tan gracioso y vence a la oferta, gratuita pero superflua, de los zumos y los refrescos. Pese a ello, una vez más, ambos surfistas lucirán ‘stickers’ y se sentirán igualmente realizados. 

Esto ocurre porque entra en juego un nuevo factor al margen de la necesidad: el ego.

El ego, así como la motivación o las ganas, es un factor determinante a la hora de analizar un patrocinio dado que desencadena un sinfín de estadios dentro de esta categoría y democratiza algo que antes estaba al alcance de unos pocos a costa de ir conformándose con menos, paulatinamente.   

Tal es así que a menudo vemos cómo muchos ‘entran por el aro’ a cambio de nada. Bueno, mejor dicho, a cambio de la satisfacción indefinible que produce lucir ese mágico adhesivo.

Sucede de este modo porque el ego, lejos de ser un factor aislado, fluctúa proporcionalmente en base al estatus que confiere dicho sticker, otro elemento no menos subjetivo dentro de la ecuación del sponsor. 

Para entendernos, retomemos el ejemplo de grandes marcas forasteras (Nestlé, Coca Cola, Solan de Cabras…) frente a marcas de surf. 

Aparentemente las marcas de surf lograrían conferir un mayor caché o credibilidad al surfista, ¿no? Pese a ello, incluso dentro de un ‘sponsor top’ (marca de surf) se podrían establecer diferentes estadios porque no es lo mismo tener un sponsor de tablas o trajes que de parafina, las cosas como son. Con lo cual, el mar de dudas y de matices no deja de engrosarse y hacer más compleja la cuestión. 

Por otra parte, ¡¿quién sería tan íntegro como para no anteponer a Banco Santander, Repsol o Carrefour, si éstas pusieran billetes sobre la mesa, por muy poco surf que representen?! 

Es más, viendo cómo está la vida, estamos seguros de que muchos le darían un buen apretón de manos a las dos últimas a cambio de una compra semanal o un depósito siempre lleno. De lo que extraemos que necesidad, ego y estatus son como elementos gaseosos que se distribuyen y redistribuyen constantemente y de manera caótica en un pequeño espacio.

Si no fuese así, no lograríamos explicar que lucir la ‘pegata’ de tal o cual marca en el ‘nose’, al margen de lo cuantioso -o no- de su apoyo, produzca en el surfista más orgullo que en el caso de otras más pequeñas, menos ‘cool’ o incluso ajenas por completo al mundo del surf. Aunque esto comienza a enredarse demasiado y lo dejamos para el siguiente capítulo para no causar dolor de cabeza. 😉

Queremos tu email

para freírte a spam y comerciar con él con empresas de dudosa reputación

Lo último

REDACCION

REDACCION

Somos gente sin criterio y con un nivel de surfing más que cuestionable, pero Maldini también habla de fútbol. Si tienes algún problema escupe aquí abajo.

¡Opina!

Este e-mail ya está registrado en Mar Gruesa. Por favor usa el Formulario de login o utiliza otro e-mail..

Login o password incorrectos

Algo ha fallado...

Mar Gruesa es olas, vídeos, fotos, reportajes y el mejor contenido del surfing.

Si navegas por este sitio significa que aceptas las cookies. Las usamos para que tu experiencia de usuario sea la mejor.