KKK

En un primer momento es lógico que pienses que este título no viene a cuento en un artículo de surf. No obstante, si sigues avanzando un pelín más en tu lectura, pronto verás que tal guiño tontorrón al Ku Klux Klan está más que justificado en este caso.
la
Share on facebook
Share on twitter
Share on email
Share on linkedin
Share on whatsapp

Antes de seguir, es necesario aclarar que todo esto va de lo acontecido en Kirra hace unos días cuando Mitch Parkinson, sobrino del celebérrimo Parko, fue saltado por un Kamikaze-Kook tras haber permanecido entubado más de cien metros.

Una vez más, y antes de que alces la voz en favor del pobre Mitch, no te precipites y sigue leyendo.

K1: KAMIKAZE-KOOK

Si bien este es –muy probablemente- el mejor tubo que Mitch se ha hecho en toda su vida (uno de esos que la inmensa mayoría apenas alcanzamos a soñar), es cierto que la ‘doggy door’ forzada por un satélite indeseable empobrece un poco la magia del momento.

A ello se suman algunos testimonios que opinan que, de no haber sido por dicho Kamikaze-Kook, Mitch podría haber sumado otros pocos metros de barrel a su ya holgado record tubular.

Pese a ello, es un tubazo mayúsculo en una ola irrepetible dentro de un marco incomparable: Kirra.

¿Estará Mitch cabreado? ¿Estará pletórico tras el análisis interno de semejante caverna?

En Margruesa no podemos hacernos una idea de su estado de ánimo. Al igual que tampoco sabemos qué se siente al coger una ola así.

 

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Stab Magazine (@stab)

 

K2: ¿KARMA?

Pobre Mitch, ¿verdad? Pues antes de compadeceros, sabed Mitch ya venía de una saltada previa, con lo cual… ¿Ha sido esta situación fruto del Karma?

Lejos de espiritualidades tántricas, más bien parece fruto de la masificación que sufre la Gold Coast, sobre todo en días mega-clásicos como éste donde se juntan locales, pros, estrellas y satélites.

Pero volviendo al tema del Karma… ¿Qué hay del primer saltado? ¡El gran damnificado!

El pobrecillo ni siquiera ha podido llegar a saborear de lejos la visión de semejante agujero. Es más, ¿habría llegado a poder bajar la ola? ¿Habría logrado lidiar con el ‘foam ball’ durante algunos metros?

Una vez más, nuestra respuesta equivale a nuestro bagaje en el pico de Kirra: no tenemos.

 

K2: KIRRA

Finalmente, Kirra es Kirra. Es decir, un cúmulo interminable de ‘pensé que no pasabas’, ‘no te vi’ o, incluso peor, ‘te vi, pero me la suda’. A lo que se suman los tristes antecedentes familiares de los Parkinson en lo referente a saltadas ‘kirrenses’. O, ¿acaso os habéis olvidado del célebre corte de manga de Parko a Kelly cuando éste se disponía a joderle un tubazo mayúsculo en pos de la prioridad y la victoria?

 

En definitiva, que surfear en spots masificados tiene su precio. Desaparecer dentro de un tubo milagroso aumenta dicho precio. Y, finalmente, saltar a un saltador y ser grabado en el proceso, termina de inflar el presupuesto por completo. No obstante, nosotros nos lavamos las manos porque, ¡¿qué coño?! ¡Ni siquiera sabemos qué es coger una ola en Kirra!

 

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Stab Magazine (@stab)

Queremos tu email

para freírte a spam y comerciar con él con empresas de dudosa reputación

Lo último

REDACCION

REDACCION

Somos gente sin criterio y con un nivel de surfing más que cuestionable, pero Maldini también habla de fútbol. Si tienes algún problema escupe aquí abajo.

¡Opina!

Este e-mail ya está registrado en Mar Gruesa. Por favor usa el Formulario de login o utiliza otro e-mail..

Login o password incorrectos

Algo ha fallado...

Mar Gruesa es olas, vídeos, fotos, reportajes y el mejor contenido del surfing.

Si navegas por este sitio significa que aceptas las cookies. Las usamos para que tu experiencia de usuario sea la mejor.