¿Quieres ser influencer del surf? Pincha aquí

Echando la vista atrás nos hemos dado cuenta de que ya llevamos un buen puñao de años con la web, lo cual indica dos cosas. Uno: el tiempo pasa y nos hacemos viejos. Dos: ¡cómo han cambiado los intereses (y, en consecuencia, los ‘clicks’) de nuestra audiencia.
influ

Y es que todos estos años, además de arrugas y dolor de espalda, han traído consigo la experiencia que surge tras el análisis de toneladas de ‘clicks’, ‘likes’, ‘views’… Y en definitiva, un cúmulo de evidencias -más que palpables- del devenir de un mercado cada vez más cambiante y difícil de comprender.

Lo creáis o no, la repercusión de surfistas ‘cool’ haciendo aéreos o tubos en olas de ensueño se ha visto mermada en favor de tutoriales y ‘vlogs’ que parecen prestar más atención al bol del desayuno o ‘tips’ en el parking que al propio surf. Esto no sólo se ha hecho patente en un menor tráfico del contenido relativo a surfistas emergentes o ‘semi desconocidos’, sino también en los pesos pesados que, pese a ser considerados dioses, no logran alcanzar la cuotas de adeptos que solían conseguir hace años, cuando cada episodio era ansiado, visto y revisto por hordas de ‘core fans’.

¡¿Dónde ha quedado la edad de oro en que Marine Layer (Dane) coexistía con Salty Beards (Nick Rozsa), Dion Tv, Dear Suburbia, What Youth…?! E incluso, posteriormente, Real Axe (Creed), Ferrari Boyz, About Town y un largo etcétera de contenido fresco y genuinamente molón, pero quizás demasiado largo para una nueva audiencia poco acostumbrada a prestar demasiada atención y que, sin embargo, parece demandar a gritos consejos básicos, clips de medio minuto o peña pasándolas canutas en olas como el ‘Empire State’.

En fin, mientras grandes surfistas o contenidos esmerados parecen ser víctima de caprichosos algoritmos, gente que se pone de pie a duras penas o graba con el horizonte torcido logra comerles la tostada en una plataforma tan diversa, abierta y global como Youtube, la catedral audiovisual del S.XXI. Lo cual indica que si tú no eres capaz de hacer aéreos o coger un par de bombas en Pipe sin despeinarte… ¡No worries! Aún estás a tiempo de petarlo en la red y vivir del surf por todo lo alto. 

¿No te lo crees? ¡Pues sigue leyendo y hazte rico y famoso en 5 sencillos pasos!

1. Titula tu próximo vídeo ‘Kelly Slater dropping a Waimea bomb’. Luego pide perdón por la ausencia del ‘Goat’. 

2. Vuelve a titular tu segundo vídeo, ‘Kelly Slater fights with a Pipe Local’. Luego pide perdón por la falta de rigor. *Utiliza este título únicamente si no planeas ir a Hawaii en los próximos 10 años.

3. Dado que, tras tanta mentira ‘Slateriana’ es hora de cambiar de estrategia, deja de cenar tortilla de patata o pechuga de pollo y pásate a platos exóticos hechos a partir de ingredientes conocidos por el 0,3% de la población. ¡Ah, céntrate en la receta con un ‘single fin’ de fondo en tu cocina!

4. Acampa en el descampado que hay detrás de tu urbanización y haz toda una ‘webseries’ narrando tamaña aventura.

5. Si cocinar no es lo tuyo o la supervivencia extrema te asusta, vuelve a etiquetar a Kelly y pide perdón una vez más. Ya ves que hoy en día parecemos tener buena tolerancia a los ‘fakes’ y los titulares engañosos 😉

Queremos tu email

para freírte a spam y comerciar con él con empresas de dudosa reputación

Lo último

REDACCION

REDACCION

Somos gente sin criterio y con un nivel de surfing más que cuestionable, pero Maldini también habla de fútbol. Si tienes algún problema escupe aquí abajo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mar Gruesa es olas, vídeos, fotos, reportajes y el mejor contenido del surfing.