Hasta siempre, Gilito.

Hay un proverbio ruso que dice que los muertos siempre salen a hombros.
gilito-shaper-watsay
gilito-shaper-watsay
Share on facebook
Share on twitter
Share on email
Share on linkedin
Share on whatsapp

…la ironía de su muerte: murió a causa de un problema de corazón cuando eso era precisamente lo que le sobraba.

Eso quiere decir que irremediablemente se habla bien de quienes se han ido porque parece ser lo ético. Por eso, y para que no suene a topicazo barato, voy a intentar idealizar lo menos posible todos los recuerdos de Gilito que se abalanzan sobre mí.

Hay quien dirá que Gilito era un tío rudo, seco, borde… Gilito era una persona absolutamente honesta y sincera cuyo único hándicap era no saber fingir, algo demoledor para una sociedad tan acostumbrada a maquillar y mentir. Es más, me cuesta imaginar alguien más generoso, desinteresado y bueno para con los suyos. Cualquiera que le conozca bien os lo podría confirmar, seguro. De ahí la ironía de su muerte: murió a causa de un problema de corazón cuando eso era precisamente lo que le sobraba.

Otros dirán que estaba anticuado con sus ideas de marketing o imagen de marca.

Todos los que piensen así tienen razón porque a Gilito se la sudaban por completo los ‘likes’, los ‘hashtags’ y toda esa falsa bazofia de culto. Lo único que él quería era entrar al agua a coger olas con la única intención de que el resto del mundo desapareciese tras haber sumergido la cabeza en el mar. Y hacer tablas, por supuesto. Pues al final, cuando ya no podía ni con los huevos, aún seguía yendo al taller a terminar formas con tal mimo, que acababa cubierto de polvo y sin parar de toser.

gilito-watsay

Me está costando la hostia escribir todo esto porque ha muerto hace apenas unas horas y aún no logro asimilarlo. No puedo dormir. No paro de llorar. No quiero convencerme de que no le voy a volver a ver.

Sin embargo, pese a todo, estoy contento. Sí, estoy contento porque mi camino se ha cruzado con el suyo lo suficiente (¡ojalá hubiese sido más!) como para dar vida a un montón de proyectos e ideas.

Nos sentimos muy unidos y todo eso fue real. De eso estoy seguro porque estos días, en el hospital, ya no hacía falta ni hablar, el más mínimo gesto lo decía todo. Y yo creo que nos unió, precisamente, esa forma primitiva de ver el surf.

A Gilito se la sudaban las etiquetas, los entrenamientos, los trofeos, los clichés… Él, como yo, veía el surf como un fin en sí mismo, no como un medio para lograr algo, ya sea un estatus o un negocio bien lucrativo.

Muchas veces le mandaba por Whatssap el link de algún report o fotos que me publicaban en alguna revista. Casi nunca respondía el muy cabrón. En cambio, cuando le enviaba alguna de un olón o le decía que a un colega le iba increíble la última tabla que le había hecho, al instante ya respondía todo contento. Y os digo esto porque el día antes de morir aún me preguntaba por las olas y me daba indicaciones de tablas que yo ni si quiera recordaba. ¿Acaso no se trata de la pasión más genuina y desinteresada?

gilito-legi-marruecos

Y por eso no estoy triste sino contento de saber que un hombre así me acogió como un hijo, me albergó en su casa, me regaló el esfuerzo de sus manos y compartió conmigo lo más profundo de su alma.

Un hombre así no es rudo. Un hombre así es íntegro.

Hace años que el foam pasó a ser secundario en esta historia. Lo que me llevo de Gilito es todo lo que he aprendido de él, su esencia como individuo.

Él me ha enseñado a decir siempre la verdad, aunque genere críticas y enemigos. Eso, con el tiempo, acaba sudándotela porque lo que realmente importa son los actos de una persona: éstos nacen de su verdadera voluntad y perduran, no como las palabras, los emojis o los comentarios. Y también me ha enseñado a hacer las cosas por amor, aunque no sean del todo rentables.

En una palabra, Gilito me ha enseñado a comprender mejor la vida y discernir qué es esencial y qué es superfluo. Por eso Gilito no es mi sponsor, ni mi shaper ni mi amigo. Gilito para mí es algo sagrado.

Te quiero, tío.
Hasta siempre.

gilito-legi-2017

Queremos tu email

para freírte a spam y comerciar con él con empresas de dudosa reputación

Lo último

Legi

Legi

"Llanero solitario" desde la Asturias más profunda. Lo que lee, lo que escucha y en definitiva lo que le interesa tiene siempre un toque oscuro y melancólico..pero no te dejes engañar, casi siempre tiene una sonrisa en su boca. Apasionado del diseño, del cine, la fotografía y la lectura, pero sobre todo del surfing. No compite porque se la sopla, pero bien podría hacerlo. Sponsors: Watsay, Globe, Nche y Deflow.

¡Opina!

Este e-mail ya está registrado en Mar Gruesa. Por favor usa el Formulario de login o utiliza otro e-mail..

Login o password incorrectos

Algo ha fallado...
Avatar

Bonitas palabras. Me he emocionado y también han venido de repente buenos recuerdos. Quiero llorar pero también me siento afortunado y alegre por haberle conocido.

Gracias Gilito

Avatar

Bonitas palabras. Me he emocionado al leerlo. Descansa en paz, Gilito.

Mar Gruesa es olas, vídeos, fotos, reportajes y el mejor contenido del surfing.

Si navegas por este sitio significa que aceptas las cookies. Las usamos para que tu experiencia de usuario sea la mejor.