¿El surf nos complica la vida?

El otro día estábamos en cuadrilla, tras uno de esos baños precipitados a última hora, y uno abrió la veda al reconocer hasta qué punto el surf le complicaba la vida.
surfcomplicavida
Share on facebook
Share on twitter
Share on email
Share on linkedin
Share on whatsapp

Al principio, el resto de nosotros, grandes lobos de mar y amantes incondicionales del noble arte de cabalgar las olas –EJEM EJEM-, nos hicimos los sorprendidos ante semejante confesión: ¡sacrilegio! No obstante, al cabo de unos minutos, uno a uno fuimos reconociendo que en cierto modo es verdad, a veces el surf nos complica la vida.

 

Está claro que coger olas no sólo nos flipa sino que además nos mantiene motivados, activos, sanos… Pero cuando las condiciones cuadran para un spot especialmente caprichoso, sujeto puntos de marea concretos, sumado a la limitación de la luz en invierno, el estrés y la ansiedad hacen su aparición en más de uno: ¡Dios, que no me da tiempo a llegar! ¡¿Ya estará rompiendo?! ¡¿Qué me estaré perdiendo?! ¡Con un poco de suerte aún apuro un bañito corto! Tal vez, si dejo la cita del dentista para otro día…

 

Y es que las olas se imponen a su antojo, sin misericordia de nosotros. Y más en invierno, con mares y mareas tan cambiantes, sujetos a fuertes golpes de viento que surgen de la nada, en mitad de la mañana. De ahí que ese azar natural -y a la vez divino- sea, a menudo, tan difícil de compaginar con el curro, los estudios y nuestro día a día en general (¡ya ni qué decir tiene para quienes tengan niños! ¿Verdad? ;)). Tal es así, que a veces acaba desembocando en nerviosismo e incluso algo de estrés.

 

Lo que comentaba ‘el colega’ es que, de repente, un día amanece plato y es como si descansase mentalmente: ‘ok, hoy no hay nada que rascar, así que me despreocupo’. Dado que no hay olas no hay que hacer malabares en la agenda para poder estar a tal hora en tal spot. Ok, puede que mires la webcam a media mañana para ver si sigue plato, pero eso es todo. ‘Sigue plato, definitivamente me despreocupo’. Entonces ese día parece aumentar sus horas y, como por arte de magia, encuentras un hueco para hacer de todo. Te ocupas de esas ñapas pendientes en casa; de repasar varias veces el temario o sacar adelante curro atrasado; de ir al cole a por los críos e incluso ver con ellos ‘Pepa Pig’. Vas a la compra, ordenas el garaje… En fin, te vuelves una persona respetable y productiva, y al final del día, con gran satisfacción, piensas en todo lo que has hecho y lo orgulloso que te sientes, pero… Más allá de todo eso, tu cabeza regresa al núcleo central de tus pensamientos: ‘ojalá mañana rompa ese sitio que tú y yo sabemos, aunque sólo me dé tiempo a coger 3 ó 4, en media horita’.

 

Por favor, ¡decidnos! ¿A vosotros también os pasa? ¿Somos los únicos en sentir ésto de vez en cuando? ¡¡Necesitamos vuestra ayuda para saber si en nuestra cuadrilla estamos mal del tanque o nos hemos vuelto unos malditos ‘posers’!! 😛

Queremos tu email

para freírte a spam y comerciar con él con empresas de dudosa reputación

Lo último

REDACCION

REDACCION

Somos gente sin criterio y con un nivel de surfing más que cuestionable, pero Maldini también habla de fútbol. Si tienes algún problema escupe aquí abajo.

¡Opina!

Este e-mail ya está registrado en Mar Gruesa. Por favor usa el Formulario de login o utiliza otro e-mail..

Login o password incorrectos

Algo ha fallado...
Avatar

Habláis de que nos «complica» la vida, por no decir que nos la «jode». El medio en el que nos movemos no es compatible con el ritmo de la vida moderna, ni nosotros queremos entender otro ritmo que no sea el de las mareas. Por eso somos salvajes, como las olas que tanto ansiamos coger.

Avatar

No os quepa duda de que es asi, lo habeis clavado…tengo 4 hijos… y me fastidia muchisimo agradecer cuando el mar está plato, pero es la realidad. Lo ideal es vivir sin ataduras… jaja!.como? en una isla solo con amigos/as comiendo de lo que te da la naturaleza y surfeando cuando te da la realisima gana…. pero ahí es cuando siempre pienso que echaría de menos todo lo que tengo ahora… así que me quedo como al.principio y concluyo que cuelquier deporte te complica la vida y ademas dentro de lo que cabe el surf es un deporte sencillo que en dos o 3 horas te lo has ventilado… y se puede hacer al amanecer cuando todos duermen… 😉

Avatar

Cuando uno tiene ya una vida seria (juju) hay que planificar las cosas al menos el día antes, así que miras las predicciones y dices, bueno, mañana no va a haber olas, no problemo, voy a liquidar todos los chollos que tengo pendientes.

El problema es que te levantas en modo ciudadano ejemplar, pero el vicio es el vicio y siempre vas a echar un ojo a la playa o la webcam… mas que nada para cerciorarte de que eres un predictorman y autoconvencerte de que no hay nada que hacer con una tabla por la playa. Peeeroo sorpresa, parece que hay olas, y buenas, el parte a fallado con el viento y esta en calma. un rayo recorre tu cuerpo y a la mierda todoooo

Avatar

No estáis solos, en absoluto. Lo curioso es lo que cambia tu mente de un “el día bueno será mañana, ya verás” a “coño corre corre corre” a media hora de que baje el sol cuando un amigo te pasa un parte a último minuto.

Avatar

Usáis el termino «complicar» la vida por no decir «joder» la vida. Estar pendiente de las mareas, dirección de viento y swell no es muy compatible con el ritmo de la vida moderna. Por eso somos así, salvajes como las olas que tanto queremos coger.
La compra, la colada y quizá alguna gestión burocrática, será solo el dia que no podamos ir al agua.

Avatar

Cuánta razón!! A veces salgo de casa para dame un «bañito rápido por la mañana», y al final vuelvo al atardecer, sin desayunar, almorzar ni cenar!!! Ayayayyy

Avatar

Me he sentido muy identificado con ese nervio por tener que sacar un hueco para poder meterse al agua sabiendo que hay algo surfeable… Y esa tranquilidad cuando esta plato. Pero creo que me aporta de manera positiva por tener esa motivación diaria!
Gracias por compartir esa «ansiedad» constante con todos!

Avatar

Tal cual.
Y yengo hijas de 6-4 y surfeo desde hace 25 años.
Ni q decir cuando se asemeja un mareton.
Malavares y nerviosismo!!
A veces hay q parar y respirar, tambien en el surf!!!

Mar Gruesa es olas, vídeos, fotos, reportajes y el mejor contenido del surfing.

Si navegas por este sitio significa que aceptas las cookies. Las usamos para que tu experiencia de usuario sea la mejor.