Kelly Slater en Cloudbreak. Foto. Ed Sloane /WSL

Kelly Slater en Cloudbreak. Foto. Ed Sloane /WSL

No es descabellado que Kelly vuelva a dejarnos una imagen para el recuerdo al portar un primer premio con el logo de su propia marca como expendedor del cheque

Realmente la sorpresa no ha sido tan grande pues, puesto a entrar y formar parte del Tour como sponsor, ¿qué mejor prueba para apadrinar que una en la que él mismo es el gran favorito?

Bromas aparte, Fiji es una de esas pruebas raras que se ha ido cayendo e incorporando al calendario competitivo del CT, así como ha alternado varios sponsors a lo largo de su historia (Globe, Volcom) e incluso se ha llegado a celebrar sin sponsor comercial principal al igual que J-Bay. Esta vez Outerknown sustituye a Volcom, pero la pasta la sigue poniendo el grupo Kering, que es a la postre la dueña de ambas marcas…¿acaso pensabas que era Kelly el que iba a poner la guita de su bolsillo?

Esta es una de las pruebas que más público congrega en las redes, pero por otro lado los espectadores in situ brillan por su ausencia…nada más que unos cuantos invitados del star system de la industria y los simpáticos trabajadores del resort de Tavarua. Los gastos en premios, producción, personal, retransmisiones, etc… se intuyen cuantiosos, pero quizás la de Outerknown no sea una jugada tan mala después de todo si el vencedor y, por tanto, portador del cheque, es el mismo que pone la cara a la hora de organizar todo el sarao…

Hasta ahora la estrategia de la marca de Kelly ha sido cuanto menos curiosa, pero cobra cierto sentido cuando John Moore (director creativo de la marca) esgrime las razones para apostar por este evento.

“Outerknown se construyó sobre una base de estilo, sostenibilidad y viajes”, dice Moore, director creativo de Outerknown. “Para nosotros, Fiji reúne todo lo que representamos, es el destino final. Selvas exuberantes, aguas cristalinas, olas perfectas, cuando miras a tu alrededor estás rodeado de una belleza natural que te vuelve loco. Estamos trabajando duro para proteger nuestros océanos y lugares salvajes, y esperamos inspirar a nuevos aficionados de todo el mundo a explorar la sostenibilidad “

2.017 se presume como el último año de la carrera competitiva de Kelly. Es un año en el que además no le estamos viendo brillar especialmente (¿sus tablas? ¿Los años?) y, lejos de dar la gran sorpresa (nada se puede descartar cuando hablamos del “king”), todo apunta a que no va a ser candidato real al título mundial.

No obstante, aún continúa siendo uno de los claros favoritos en pruebas como Fiji, Teahupoo o Pipe. Olas donde la veteranía y la experiencia en la lectura del reef es un grado y el matiz que diferencia una nota media de una excelente. Por eso no es descabellado que Kelly vuelva a dejarnos una imagen para el recuerdo al portar un primer premio con el logo de su propia marca como expendedor del cheque…lo cual creemos que sería algo inédito en la historia del surfing de alto nivel.

De lo que no cabe duda es de que, le veamos coronado o no en Hawaii como número 1 una vez más, el tipo es especialista en crear titulares jugosos y copar primeras páginas.