WSL vs COVID

Hace unos días planteábamos el dilema surgido tras el aplazamiento circunstancial del Pipe Masters por parte de la WSL, que se vio obligada a poner en ‘stand by’ el campeonato a causa de un par de casos positivos de COVID, tanto en un trabajador-colaborador como en su propio CEO, Erik Logan.
kelly2
Share on facebook
Share on twitter
Share on email
Share on linkedin
Share on whatsapp

Ante esta situación, como era de esperar, surgieron inmediatamente un aluvión de interrogantes relativos a la viabilidad de una temporada CT en medio de una crisis pandémica global sin precedentes.

 

Para empezar, ¿es sensato –actualmente- plantear un calendario competitivo a lo largo del mundo que mueve cientos de personas, sumando atletas y trabajadores? Más que eso, ¿es realmente cabal pensar que se podrá llevar a cabo sin que surjan más casos como el vivido en Hawaii?

Lo cierto es que no conviene ser presa del miedo, la paranoia o el pánico injustificado. La vida sigue y con ella, queremos que también lo haga aquello que nos hace soñar y nos da de comer. Sin embargo, imaginad lo vivido en Pipe, un spot relativamente aislado y ‘a salvo’ del COVID, dada su situación geográfica, en Trestless, una ola no sólo situada en un país sacudido por la pandemia, sino mucho más dada a aglomeraciones, muchedumbres y, por tanto, posibles contagios.

Dicho ésto, si la historia se repitiese, ¿qué haría la WSL en caso de que el gobierno de turno no fuese tan ‘transigente’ como el hawaiano? ¿Qué ocurriría, finalmente, con varios campeonatos suspendidos por COVID? Y, lo peor de todo, ¿qué sería de un campeonato mundial marcado por el contagio de alguno de los favoritos?

Por supuesto, todo esto no son más que hipótesis ‘catastrofistas’ que se ponen en lo peor. No obstante, visto lo visto, hay que tener en cuenta todos los factores –incluso los peores- antes de poder arrancar un engranaje de semejante envergadura, tanto por la duración como por la amplitud y variedad de sus localizaciones a lo largo de todo el planeta.

 

Está claro que queremos WSL. Y está claro que queremos ver –a final de temporada- un nuevo campeón coronado. Precisamente por ello planteamos todas estas preguntas, ya que, ¿qué sería de la WSL tras otro año marcado por las cancelaciones, los contagios y la anulación de la temporada? ¿Sería la gran liga capaz de sobrevivir a semejante batacazo? Y, con ello, indirectamente, ¿qué sería de los propios surfistas y los sponsors, cada vez más sujetos a la incertidumbre de una situación que parece no aclararse del todo?

Y es que las preguntas son muchas y las respuestas… Más bien pocas.

 

Lo cierto es que, por ahora, Pipe ya tiene a su Master y todo el CT mantiene su mirada fija en dos novedades recién incorporadas al calendario: Sunset y Santa Cruz. Y nosotros, como ellos, no vemos el momento de que los pros entren al agua sin otra cosa en la cabeza que ponerse la lycra y pasar manga, en lugar de tener que ponerse mascarillas y evitar contagios.

Queremos tu email

para freírte a spam y comerciar con él con empresas de dudosa reputación

Lo último

REDACCION

REDACCION

Somos gente sin criterio y con un nivel de surfing más que cuestionable, pero Maldini también habla de fútbol. Si tienes algún problema escupe aquí abajo.

¡Opina!

Este e-mail ya está registrado en Mar Gruesa. Por favor usa el Formulario de login o utiliza otro e-mail..

Login o password incorrectos

Algo ha fallado...

Mar Gruesa es olas, vídeos, fotos, reportajes y el mejor contenido del surfing.

Si navegas por este sitio significa que aceptas las cookies. Las usamos para que tu experiencia de usuario sea la mejor.