GLIDING BARNACLES

Fotografías Coke Fontes, Simon Fitz y Pedro Pedrosa

Crónica Coke Fontes

En la pequeña ciudad costera de Figueira da Foz ha tenido lugar un año más el Gliding Barnacles. Tras una temporada llena de dificultades, esta celebración para todos los amantes del surf regresaba con más ganas que nunca; cinco días para compartir olas, música, risas, buena comida y poder reencontrarse y abrazar de nuevo a todos los que no habíamos podido abrazar en el último año.

 

Las exposiciones, la pintura mural y las primeras olas comenzaron de la mano de las expression sessions y el Fish Fry. Durante el día el famoso piano del Gliding no dejaba de acompañar a todos los presentes y los conciertos de por la noche llenaban de vida el aire de Figueira da Foz. En el Gliding Barnacles el tiempo no existe, se improvisa; el surf es el lienzo en el que música, arte y fotografía conviven.

 

 

El viernes al atardecer se celebró la final femenina. La llegada de la noche no impidió disfrutar de una gran final y en cuanto fue necesario los grandes focos iluminaron el agua para acabar dando la victoria a Ambre Victoire. Aunque la previsión meteorológica para el fin de semana amenazaba con tener que cancelar algunas actividades, finalmente el sol acabó desplazando todo atisbo de temporal y se convirtió en el gran protagonista. De igual modo, el fin de semana trajo consigo a más asistentes con ganas de disfrutar de todas las actividades del festival y fueron muchos los que visitaron la shaping room, se tatuaron, visitaron la exposición de fotografía, aprovecharon para cortarse el pelo, acudieron a los stands de marcas locales de artistas independientes o disfrutaron de la pintura en directo. Y si acaso el hambre hacía acto de presencia, podían hacerse con deliciosos gofres con forma de suela de zapatilla.

Tuvimos la suerte de compartir momentos con surfistas como Clovis Donizetti, Adrian Lopez y Jules Lepecheux en un baño al atardecer. Sin duda el joven Jules tiene un prometedor futuro y Vans ha echo bien en ficharlo.

El último día terminó por todo lo alto con la proyección de varios documentales y la final masculina como colofón, en la cual Jon Garmendia se alzó con el título. Pero por encima de victorias individuales, la gran celebración fue colectiva al poder disfrutar de nuevo de este festival que Eurico Gonçalves y su hijo Eurico Romaguera organizan cada año sin ánimo de lucro con la ayuda de voluntarios y personas de su entorno.

Mar Gruesa es olas, vídeos, fotos, reportajes y el mejor contenido del surfing.

Si navegas por este sitio significa que aceptas las cookies. Las usamos para que tu experiencia de usuario sea la mejor.