La dirección era la gran incógnita, si era demasiado oeste pasaría de largo por el estuario de la ría de Urdaibai. El viento flojo del oeste y las mareas muertas no hacían presagiar un Mundaka clásico, pero desde luego era una de las pocas opciones en toda la costa vasca.

Indar Unanue era el primero en entrar al agua, totalmente de noche. La marea baja era a las 7.15 am, por lo que había que aprovechar rápido antes de que subiera demasiado.

El principio del baño ha sido francamente malo, con un mar algo movido y olas que no tubeaban, pero poco a poco la fuerza ha ido subiendo, y sorprendentemenete las mejores series se han visto con la marea ya muy alta, con un par de series donde Indar, Eukeni Masa y Natxo González se han hecho unos buenos tubazos. El destino no ha querido que seas testigo de ello. Otra vez será. Tendrás que conformarte con esta bajada imposible de Aritza Saratxaga y con el tubo sin salida de Aritz Aranburu.