Adur Amatriain. 11 años.

Un chaval al que nunca le falta una sonrisa en la cara y que vive el surf de manera apasionada. El éxito, si tiene que llegar bien, pero sino también.

Te interesa

© 2018 Mar Gruesa