Brother. Kolohe Andino.

Imprescindible. Por olas, medios técnicos y porque Kolohe y los que le acompañan dan un verdadero recital de surfing.