Conociendo a Manuel Lezcano

Manuel Lezcano lleva la arena y el salitre canario en las venas. Es potencia y fuerza en cada ola que coge. Nos cuenta lo que supone ser un surfero canario y cómo afronta cada baño.
Fotografía de Oscar Valencia

¡Buenas Manuel! Siendo Canarias una de las zonas menos afectadas por el COVID, ¿en qué medida has visto alterada la normalidad de tu zona?

¡Buenas!  El hecho de no tener turismo en la isla, claramente afecta de forma directa a la vida de muchos de los habitantes de Lanzarote y resto de islas.  En el caso de mi zona, la rutina de muchos de los locales sigue igual, se surfea, se pesca y se disfruta del buen clima. Pero de alguna manera, todos nos vemos afectados por la situación actual.

 

Naturalmente el turismo, una de las grandes bazas de las islas, va a ser un sector fuertemente castigado. ¿Cómo crees que afectará eso a la economía local y a la comunidad surfera?

Claramente afectará. La gran mayoría de los puestos de trabajo en Canarias están relacionados directa o indirectamente con el sector turístico. En estas semanas, la falta de trabajo, para muchos es tiempo de surfear y estar con la familia, ahora toca ver como se reactivan los países de los cuales recibimos turistas, es difícil hacernos una idea de lo que espera a Canarias. Pensar que tantas familias dependen de decisiones que se toman lejos de aquí y como hemos visto anteriormente, no siempre son las adecuadas…asusta un poco.

 

Cuéntanos qué ha supuesto para ti crecer en un entorno así y, sobre todo, cómo fue tu primer acercamiento al mundo de las olas hasta llegar a ser el surfista que hoy conocemos.

Me crie en el pueblo de Famara, uno de los más bonitos de la isla, pasaba los días surfeando, pescando y jugando por las calles (en esos años eran de arena). No empecé a surfear por la santa hasta los 12 años. Normalmente, si hay olas en tu playa, te quedas ahí, pero yo estaba todo el día pensando en surfear La Santa. Cada día que mi padre iba a buscar un baño, me movía con él hasta allí. Casi todos los mejores momentos surfeando durante esa época fueron en La Santa, ¡y los de hoy en día también!

Fotografía de Oscar Valencia
Fotografía de Oscar Valencia

 

Canarias es conocida por la brutalidad de sus olas e, históricamente, por un localismo bastante radical. ¿En qué medida dichos factores construyen el carácter y la visión de un surfista? ¿Dirías, en consecuencia, que los surfistas canarios tienen un perfil propio?

Las olas son increíbles, y como siempre digo, los días realmente buenos, ellas son las mejores a la hora de poner orden en el pico, si no tienes que estar, tarde o temprano te sacan para la costa.  Hace ya bastantes años, los surferos que visitaban canarias, tenían un nivel bastante alto, pienso que muchos no sabrían que había una comunidad surfera en la isla, y al llegar, pues se llevaban la sorpresa de que había reglas y jerarquía como en cualquier lugar más conocido. De ahí la necesidad de los locales de ponerse en su sitio. Hoy en día es otro tema, llegan bastantes surferos de poco nivel, el localismo ha dado una vuelta, consiste en buscar la seguridad en el agua de los niños y demás locales para que no sean atropellados por algún kamikaze en busca de adrenalina. Creo que cada uno tiene su manera de ser en el agua, pero nos une el proteger nuestras olas y saber que para seguir disfrutando de ellas, debe de haber un control antes de que se pierdan los valores que siempre estuvieron presentes.

 

Siguiendo con el tema del localismo y la jerarquía en el agua… ¿Cómo dirías que ha sido su evolución en spots como El Quemao, una ola no apta para todos los públicos y que, sin embargo, es el reclamo de muchos a la hora de ir a Lanzarote?

Es una ola que rompe muy pocas veces al año, y los que vienen a surfearla, en casi todos los casos invitados o avisados por los locales, saben lo caprichosa que es, así que nunca hay problemas, aunque se vea bastante saturada en algunos momentos.  En mi caso, empecé a surfear buenas olas en el quemao con 16 años y de ahí ya fue todo ponerle muchas ganas, muchas horas en el agua y aprender de los errores. A día de hoy sigo buscando maneras de ir entrando desde más atrás e ir mejorando en cada swell.

Fotografía de Oscar Valencia
Fotografía de Oscar Valencia

 

Cuando viajas y descubres que el día a día en muchos sitios consiste en medio metro sin fuerza, ¿Sigues motivado y entras o te has vuelto más selectivo y prefieres esperar a los días realmente buenos?

Me encanta surfear, siempre he pensado que hay que saber surfear una ola cuando está bajo mínimos y cuando está desfasada, así que los días buenos, ¡los espero surfeando!

 

Para nosotros, Manuel Lezcano es sinónimo de barrels y power surf. ¿Qué hay tras tu surf? ¿Mucho entrenamiento y dedicación? Es más, ¿cuáles dirías que son las bazas y puntos flacos de tu surf?

Detrás hay bastantes horas de agua. Los días grandes hay una gran motivación y ganas de hacerlo bien.  El entrenamiento es algo con lo que me mantengo centrado en algunos objetivos durante las épocas de olas flojas. Me ayuda a seguir motivado y recordar lo que viene para la temporada.

Siempre hay cosas que mejorar, es bueno saber el qué y trabajarlo para el siguiente invierno. Ahora mismo estoy trabajando mucho para buscar la calma en situaciones diferentes a lo que estoy acostumbrado, siempre paso a paso.

 

Una de las fotos que tenemos muy presentes es ese tubazo capturado por Gorka Ezkurdia desde el canal durante la pasada edición de ‘El Quemao Class’. ¡Háblanos acerca de ese momento! ¿Qué pensaste cuando la viste?

La verdad que la vi esa misma tarde, junto con Jose María Cabrera. Se acercó Gorka y nos la enseñó aún con los trajes puestos, flipamos…la luz ,el momento y la magia de la ola estaban ahí…en la foto . Todo un placer estar en el agua con fotógrafos como él, que respetan la ola, el lugar y a los fotógrafos y surferos locales que están siempre motivados con cada sesión.

Fotografía de Gorka Ezkurdia
Fotografía de Gorka Ezkurdia

 

Quemao Class… Menudo formato, ¡menudas olas! ¿Crees que el surf profesional necesita más iniciativas como ésta para resultar más atractivo a todos los surfistas o es, precisamente, el hecho de que sigan siendo iniciativas exclusivas la clave de su éxito?

Dentro de Europa ya se ha convertido en un campeonato importante, en el que los competidores saben que el Price money está muy lejos de llamarles la atención, pero las olas y el ambiente hacen que se convierta en un campeonato al que todos quieren venir. No sé realmente lo que puede funcionar mejor o no. Siempre que se respire buen ambiente, tengamos buenas olas, y se siga surfeando en memoria de David Infante, será un gran evento.  Mueve a mucha gente, gente de las islas que disfruta mucho viéndolo, y eso es increíble.

 

Ahora que todo parece estar un poquito parado en cuando a presupuestos, competiciones, fichajes… ¿Cómo es tu situación con tus sponsors y qué planes tienes para tu carrera como surfista a corto plazo con el fin de poder mantenerlos?

En mi caso, lo que trato es que surfear no me salga muy caro, si esta situación hace que cada tabla que parto o cada swell que toque moverse me cueste demasiado, tocará trabajar más. Mis planes son sencillos, pero detrás tienen un trabajo bastante duro, estar en el sitio adecuado durante el invierno canario y hacerlo lo mejor posible siempre.

Fotografía de Oscar Valencia
Fotografía de Oscar Valencia

 

Vivir en una isla pequeña con semejante variedad y calidad de olas y donde la vida transcurre tranquila, tiene que ser brutal. No obstante, como surfista, ¿achacas una mayor falta de apoyos o facilidades debido a la distancia con la industria, marcas y principales medios? ¿Cuáles son los principales inconvenientes de un surfista Canario?

Yo me quedo con lo positivo, pero si es verdad que por una cosa u otra, en Canarias no hay muchos surferos con buenos contratos profesionales que les permitan viajar, competir y vivir bien, será un cúmulo de cosas, pero esa es la realidad. Pero como te decía, pesa mucho más lo positivo, y creo que es increíble crecer y vivir en Canarias como surfero, y parece, que las nuevas generaciones seguirán disfrutando de los viajes y de este deporte de la mejor manera posible.

 

Te deseamos lo mejor Manuel. Y sobre todo que lo disfrutes en el agua y con tubazos. Muchas gracias por tus palabras y un fuerte abrazo. 😉

A ustedes, ¡un placer ¡

¡Opina!

Este e-mail ya está registrado en Mar Gruesa. Por favor usa el Formulario de login o utiliza otro e-mail..

Login o password incorrectos

Algo ha fallado...

Mar Gruesa es olas, vídeos, fotos, reportajes y el mejor contenido del surfing.

Si navegas por este sitio significa que aceptas las cookies. Las usamos para que tu experiencia de usuario sea la mejor.