Argot surfero vol.2: Las «chustas». Tipología y definición.

Continuando con la buena tradición de alimentar lo nuestro, en este caso un lenguaje propio y la culturilla popular de parking playero, le vamos a dedicar esta segunda entrega del ‘argot surfero’ a un fenómeno desgraciadamente muy arraigado y que a la mayoría de los ‘losers’ nos acompaña a diario: las chustas.
chustas
Share on facebook
Share on twitter
Share on email
Share on linkedin
Share on whatsapp

Una chusta es una ola de mierda, básicamente.

 

En cuestión de parámetros, las chustas son directamente proporcionales al mal humor de cualquier individuo que se pone un neopreno y entra al agua con la intención (por mínima que sea) de que su baño sea lo mejor que le ha ocurrido en el día. Y es que los surfistas de a pie, humanos miserables y presos de una jornada laboral que nos mantiene condicionados de lunes a viernes, utilizamos este término más de lo que nos gustaría. En cualquier caso, las ‘chustas’ nos resultan mucho más cotidianas que a esos otros surfistas que vemos en vídeos, revistas o reportajes. ¡Malditos indeseables!

 

Si bien el término ‘chusta’ es un concepto ligado a una convención universal: ola de mierda, lo que para alguno de esos sujetos (los de los vídeos) puede recibir el calificativo de ‘chusta’, para nosotros, surfistas de a pie, puede que resulte ser la gran alegría de toda una semana e incluso llegar a ponernos los huevos de corbata en periodos de mucha oficina y poca playa.
Llegados a este punto, habría que aclarar que las chustas, además de malas, suelen ser olas pequeñas y con una forma de pobre a muy pobre (a veces, extremadamente pobre, me cago en su p…). Aunque bien, lo de ‘grande’ o ‘pequeño’ queda supeditado al cristal con qué se mire y ya sería, por tanto, capítulo aparte, pues dudo mucho que Twiggy Baker o el negro de Whatssap tengan el mismo concepto que un servidor, en cuanto a dimensiones se refiere.

 

En fin, aunque malas, las chustas son como el agua: conforma en 90% de nuestra vida porque la rutina y las obligaciones mandan y eso de poder mover por toda la península cuando nos plazca u organizarnos en base a las ‘previs’, viajar o, simplemente, surfear a punto de marea, queda reducido a unos pocos suertudos que luego te restriegan lo bien que lo han pillado y las ‘chustas’ que tú te has comido.

 

Después de toda esta parrafada, no sabemos si el concepto te ha quedado claro. Pero para que te hagas una última idea aproximada, una ‘chusta’ es algo indeseable para uno mismo y es mejor que lo padezcan otros, como el colesterol malo.

Disfruta del volumen 1 de esta serie: https://margruesa.com/argot-surfero-vol-1-sale-alguna/

Queremos tu email

para freírte a spam y comerciar con él con empresas de dudosa reputación

Lo último

Legi

Legi

"Llanero solitario" desde la Asturias más profunda. Lo que lee, lo que escucha y en definitiva lo que le interesa tiene siempre un toque oscuro y melancólico..pero no te dejes engañar, casi siempre tiene una sonrisa en su boca. Apasionado del diseño, del cine, la fotografía y la lectura, pero sobre todo del surfing. No compite porque se la sopla, pero bien podría hacerlo. Sponsors: Watsay, Globe, Nche y Deflow.

¡Opina!

Este e-mail ya está registrado en Mar Gruesa. Por favor usa el Formulario de login o utiliza otro e-mail..

Login o password incorrectos

Algo ha fallado...

Mar Gruesa es olas, vídeos, fotos, reportajes y el mejor contenido del surfing.

Si navegas por este sitio significa que aceptas las cookies. Las usamos para que tu experiencia de usuario sea la mejor.