Pues sí, Jordy ha dao el campanazo en Bells y con esta prueba se cierra la ronda australiana, que nos deja un top 10 dominado a partes iguales por australianos y brasileños .

Este año hemos presenciado todo tipo de condiciones en el mítico contest de la campanita, desde las limpias derechas de ensueño en las primeras rondas (en las que sobresalió Toledo) hasta las duras condiciones de la final, glassy pero con excesivos botes y masa de agua, pasando por una jornada clásica en Winkipop con una sección final asesina y buenos muros de derechas al más puro estilo Jeffreys en los que presenciamos un abanico interminable de carvings ‘de libro’ a cargo de Kikas, Parko, Fanning, Wigolly y Zeke Lau entre otros.

En cuanto al surf… cabe resaltar la buena lectura de ola que han hecho en general todos los chicos del Tour.

Como decíamos, han destacado la madurez y el aplomo de un Zeke Lau crecido en unas olas al más puro estilo Haleiwa.

Caio Ibelli, que llegó a la final, también ha demostrado estar a sus anchas en el Bells más exigente encadenando ágilmente (a pesar de llevar tabla larga) un sinfín líneas en la parte más crítica del pocket.

Da gusto también ver de vuelta al mejor Parko y sus carvings atemporales atemporales, y a un Fanning elástico, preciso y rápido. Como siempre, vamos.

JJF tampoco ha defraudado y abandona australia como líder.

Y, por supuesto, Jordy, el gran protaginista del evento por su constancia, su repertorio (tanto en maniobras como en claims) y las ganas con que le vemos de llevarse (por fin) un título mundial a Sudáfrica.

La otra cara del titular la copan la temprana eliminación de Medina y Kelly, que sigue sin brillar.

¡Ah! Y Barton Lynch, que aunque sea un mito viviente y merezca todos nuestros respetos, debería controlar el grado de motivación que imprime a su tono de voz…

Con respecto a los europeos… Kikas el mejor. El portugués ha dejado claro en Bells que puede codearse entre los más grandes. Se nota que Coxos le ha servido como campo de entrenamiento. Duru tampoco lo ha hecho mal y, pese a quedarse en ronda 3 (contra Jordy), poco a poco le vemos más confiado y cercano a ese surf potente y fluido que le ha catapultado al CT.

¿Qué lecciones nos llevamos? Pues que ya no vale con sacar un 9 y dormirse en los laureles. Como hemos visto, cuando las olas acompañan las notas son altísimas y ni un combo a los diez minutos asegura nada a nadie. Ahora todas las mangas son de lo más exigente. Y aunque a priori un regular juegue con ventaja en un point de derechas frente a un goofy, ya no hay nada seguro y cualquiera puede dar el campanazo.

En cuanto a chicas… Queda claro que cada vez surfean mejor y más potente.

En el caso de Bells esa madurez de surf se manifiesta en la búsqueda constante del pocket con estilo y madurez, ya no sólo por parte de unas pocas elegidas, sino por una élite cada vez más amplia de la que forman parte Coco Ho, Sage Ericson, Nikki Van Dijk, Lakey Peterson o Sally Fitz.

Esta vez se ha salido especialmente Courtney Colongue, que se bajó a las “3 grandes”: Carissa, Tyler Wright y Steph Gilmore antes de hacerse con el la preciada campana.