Por lo que hemos podido ver en las últimas sesiones en Teahupoo, no solo los riders se la están jugando. Los fotógrafos y filmers también se encuentran expuestos al peligro en un lugar cada vez más saturado de artefactos flotantes mientras están en medio de una lucha por acercarse más y más a la acción. Si ya en el anterior swell vimos algún susto, esta vez el accidente tuvo consecuencias mayores y el fotógrafo fue herido de gravedad tras golpearse con el barco al pasar una serie que a punto estuvo de engullirles.

La consecuencia, lesión de columna y fractura en varias vértebras.

Como se puede ver en las imágenes del siguiente video, hubieron otras situaciones intensas durante la sesión, incluyendo a Raimana Van Bastolaer chocando con un kitesurfer.