Fotos: Javi Pozo
Herramientas: 1 bote de spray de los chinos (2,10 €) y 1 rollo de cinta de carrocero (0,65€)

1
LAS SILUETAS DE LAS GUADAÑAS

Lo que hice fue dibujarlas en papel y luego cubrirlas de celo para que no se rompiesen de tanto manosearlas.
2

Una vez hecha la silueta, simplemente la colocas donde quieres que vaya el negro y destapas con cuidado el dibujo con un cúter, que es la mejor opción para poder hacer cortes curvos y más o menos exactos.
3

Con respecto al calco… No hace falta ser muy fidedigno. Yo utilicé el dibujo de forma orientativa y luego fui cortando cada uno de forma diferente.
4

EL TEMA DEL CEBREADO…
Más o menos a ojo. A mano alzada y trazando las curvas como te viene en gana. Lo guay es que puedes imitar los movimientos del lápiz con la cuchilla del cúter con facilidad, así que es la típica pintada que no pierde su gracia con respecto al boceto que tienes hecho y el resultado final casa guay con lo que tenías pensado. Para que no todo fuese exacto y bien perfilado, le di un repaso a los cantos de forma torpe e irregular, con el spray bien cerca de la superficie para que no manchara mucho las zonas del centro, sino más bien única y exclusivamente el canto. Le puse las guadañas porque este modelo de tabla (“killer goose”) se trata de una colaboración que he hecho con gilito a modo de experimento a ver qué pasa.
5

Las guadañas son parte del diseño de s y l p h y hay una cami con este mismo grafismo (death series), así que la intención era que la tabla pareciera un estampao de tela y un motivo que sirviese de guiño íntimo entre nosotros.
7
7