Jordy sale reforzado, habiendo protagonizado algunos de los carvings más
bonitos del contest

 

El contest comenzó tarde y lento debido a unas condiciones bastante pobres que dieron lugar a un buen puñado de ‘lay days’. Por suerte, a mitad de semana veíamos como entraba un pequeño swell que, sin ser memorable, si nos regaló unas bonitas líneas.

Lowers siempre ha sido sinónimo de performance y surf progresivo, de ahí que a nadie sorprenda la victoria de Toledo, quien se ha mostrado intratable en todas sus mangas, sobre todo en semis, venciendo sobradamente a John John en la manga que todos esperábamos. Por su parte, la final transcurrió lenta y Jordy, que ya atesoraba un 9 quizás algo hinchado, fue víctima de un parón de mar que le negó una ola media (necesitaba un 6,67) que le permitiese arrebatarle la victoria al brasileño. Pese a todo, Jordy sale reforzado, habiendo protagonizado algunos de los carvings más bonitos del contest y, sobre todo, con un ‘yellow jersey’ que cada vez le convierte en un candidato al título más creíble.

Otros grandes destacados en Lowers han sido JJF, con un surf fluido y muy sólido, Ace Buchan, que llegó a semis demostrándole a todo el mundo que no es sólo un rival a tener en cuenta en backside. Kikas, que una vez más logró avanzar hasta cuartos gracias a un surf muy maduro y sin errores y se coloca como claro favorito a Rookie del año en una temporada en la que los novatos (O’Leary y Zeke Lau, especialmente) lo están haciendo particularmente bien.

La otra cara de la moneda han sido los pinchazos de Wilko y Medina, ambos cómodamente posicionados en el Top 10 pero con unas aspiraciones al título cada vez más lejanas. Y es que, como estamos viendo, un par de malos resultados pueden ser nefastos en un Tour cada vez más abierto donde la irregularidad pasa factura.

Pincharon también a las primeras de cambio Kolohe, que lo pagó a puñetazos con su taquilla, y Parko y Owen, que no rentabilizaron ni su billete desde Australia. Otro de los highlights del evento fue la doble manga de Kanoa frente a Fanning debido al bloqueo de prioridad del primero, que imposibilitó la remontada de Mick. Pese a ello, Kanoa se impuso en ambas ocasiones y fue, sin lugar a dudas, el mejor americano del evento llegando a cuartos. Aún así… Nos da que los yankis lo tienen chungo para volver a ver un podio dominado por las barras y estrellas.

Por último, resaltar el surf impecable de Zeke Lau que vino a ser una mezcla de la elegancia de Taylor Knox con la potencia de Michel Bourez. La buena actuación de Julian, que pese a sus ganas, no acaba de dominar esos nervios que le traicionan cuando menos debe. Aún así, el australiano conserva grandes opciones de título pese a no pasar de quinta ronda.

En cuanto a chicas… Victoria de Silvana Lima que la catapulta a una posición muy cómoda en la tabla
aunque sin opciones a título.

A destacar el nivel cada vez mayor de las chicas en un Tour que ya no es cosa de dos. De hecho el abanico de surfistas top es cada vez mayor y, evento tras evento, vemos cómo nombres como Lakey Peterson, Courtney Colongue, Joane Defay o Nicky Van Dijk comienzan a sonar fuerte y robarle cierto protagonismo a las “grandes”: Carissa Moore, Steph Gilmore, Sally Fitz, Tyler Wright o Coco Ho.

En cuanto a europeas, la mejor fue Pauline Ado que llegó a cuartos donde fue derrotada precisamente
por la finalista, la australiana Kelly Andrew.

¿Lo mejor de todo? Que ambos circuitos se vienen a Europa bien calentitos tanto por arriba como por
abajo y con varios candidatos reales a llevarse el título mundial.

Lo dicho, la cosa está que arde y esperemos que Francia y Portugal se porten con buenos orillerones
que añadan aún más carne al asador.