5 días en el Mediterráneo. Por Pablo Montero.

Viendo que las previsiones para el Atlántico eran nefastas, decidí, por simple curiosidad, mirar las del Mediterráneo. Y bien que hice, porque vaya sorpresa me llevé.

[vc_row][vc_column][vc_btn title=”Foto cabecera: Surfimento @elevatorbeat” style=”flat” shape=”square” color=”white” size=”xs” i_icon_fontawesome=”fa fa-arrow-circle-o-right” add_icon=”true” link=”url:https%3A%2F%2Fwww.instagram.com%2Felevatorbeat%2F%3Fhl%3Des||target:%20_blank”][/vc_column][/vc_row][vc_row full_width=”stretch_row” full_height=”yes” content_placement=”top” css=”.vc_custom_1462478440975{background: #32a363 url(http://margruesa.com/wp-content/uploads/2016/05/20-2.jpg?id=42335) !important;}”][vc_column][vc_empty_space height=”1px”][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column][vc_column_text]

DÍA UNO: ESPERANDO LAS OLAS

1. Mi primer día en el Mediterráneo fue muy tranquilo. Las olas aún no habían llegado así que aproveché para conocer un poco la ciudad condal y su maravillosa Costa Brava. Esta foto es de Calella de Palafrugell, uno de los lugares más bonitos que he visto en la costa mediterránea. Foto: @rousvieira.

2. Visitar y conocer Barcelona puede resultar algo agobiante por todo el tráfico y la gente que hay. Es mucho más fácil hacerlo en moto. Y mucho más divertido con Álex Vilalta. Foto: Desconocido que paramos por la calle.[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width=”3/4″][vc_single_image image=”42256″ img_size=”full”][/vc_column][vc_column width=”1/4″][vc_single_image image=”42257″ img_size=”full”][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column][vc_column_text css=”.vc_custom_1462471423141{border-radius: 10px !important;}”]

DÍA DOS: UNAS DERECHAS EN LA CIUDAD

3. Y llegaron las olas. Con la subida de mar del segundo día pudimos darnos el primer baño. Foto: Surfimento @elevatorbeat.

4. Creo que a Álex no le disgustan del todo los espigones que han puesto en la Barceloneta. Ni las cuñas/rampas que éstos producen. Foto: Surfimento @elevatorbeat.

5. Yo saliendo del agua con el hotel vela al fondo. Foto: @rousvieira.

6. Zipi y Zape. Muchos años de amistad ya. Foto: Surfimento @elevatorbeat.

7. Hacia el mediodía decidimos ir a probar suerte a un nuevo spot para todo nosotros. No estaba como esperábamos pero alguna ola pudimos rascar. Foto: Nacho Serrano.

8. Cuando salimos del agua empezó a mejorar. Foto: @pablobordas.

9. Nacho Floris fue uno de los primeros en volver al agua, lo que le hizo disfrutar de una de las olas del día. Foto: Nacho Serrano.

10. A mi también me coincidió una muy bonita casi anocheciendo. Foto: Nacho Serrano.

11. ¡Vaya primer día de surf! ¡casi 7 horas en el agua! Ni de coña podíamos aguantar hasta casa para comer algo. Tuvimos que hacer una parada de emergencia en el McAuto. Foto: Surfimento @elevatorbeat.[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column][vc_masonry_media_grid initial_loading_animation=”none” grid_id=”vc_gid:1462478415172-4b49b40d-ea7e-3″ include=”42262,42263,42264,42260,42265,42261,42259,42266,42267″][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column][vc_column_text]

DÍA TRES: BUSCANDO OLAS EN EL MEDITERRÁNEO

12. Amaneciendo en el aeropuerto de Barcelona para perseguir las olas. Foto: @paul_montana.

13. Después del avión, coche y una hora de caminata por el monte hasta una ola. Foto: @paul_montana.

14. Secretos mediterráneos. Por solamente poder disfrutar de esta visión merece la pena todo. ¡Vaya paraíso! Foto: @paul_montana.

15. Álex atacando la primera sección de la ola… Foto: Surfimento @elevatorbeat.

16. … y la segunda. Foto: Surfimento @elevatorbeat.

17. David (¿el gemelo oculto de Álex?) fue nuestro anfitrión en esta parte de la aventura. Foto: Surfimento @elevatorbeat.[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column][vc_masonry_media_grid element_width=”6″ initial_loading_animation=”none” grid_id=”vc_gid:1462478415181-a57818da-c56b-4″ include=”42277,42276,42275,42274,42273,42272″][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column][vc_column_text]

DÍA CUATRO: MÁS DERECHAS

1818. A veces hay más olas en el Mediterráneo que en el Atlántico. Foto: @paul_montana.

1919. El catalán Nacho Floris llevando a cabo la técnica que aprendió al vivir en Zarautz. Foto: Surfimento @elevatorbeat.

2020. Se acaba el día, caminamos de vuelta a casa. Foto: Surfimento @elevatorbeat.[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column][vc_column_text]

DÍA CINCO: ESTO SE ACABA

21. Amanece muy pequeño. Vamos a hacer tiempo esperando a ver si sube el mar (aquí no hay problemas de mareas). Foto del equipo al completo: Nacho, Álex, David, Rubén y un servidor.

22. Caminata hacia El Pico. Foto: Surfimento @elevatorbeat.

2122

 

23. Último baño del viaje. Pequeñito pero precioso. Muchas gracias Mediterráneo. Foto: Surfimento @elevatorbeat.
23[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column][vc_video link=”https://www.youtube.com/watch?v=ZiGhPY8D-M8″][/vc_column][/vc_row]