Zomeño Surfboards X plato

Para comenzar, ¿quién esta detrás de Zomeño Surfboards?

Zomeño surfboards esta formado por una pareja de entusiastas del surf y la naturaleza. Alex,  soy quien se mancha las manos en el taller, y Marina, la encargada de aportar un toque artístico a los productos, nuestras redes sociales y sobretodo, control de calidad…

¿Cómo y cuándo comienza el proyecto?

El proyecto empezó a principios de 2020, como otros tantos, durante el temido confinamiento. Tras un tiempo fabricando nuestras propias tablas y reparando muchas otras, decidimos empezar a indagar más a cerca de las «eco-boards» y sus diferentes variantes. Creamos un buen quiver con distintos métodos de fabricación, diferentes materiales y shapes, nos echamos a la carretera y lo testeamos intensamente durante unos meses con el objetivo de poner al límite el material con distintos surfistas y condiciones para comprobar lo que funcionaba y en qué teníamos que mejorar.

¿Qué ofrece Zomeño Surfboards a sus clientes?

Estamos enfocados en ofrecer una alternativa sostenible y personalizada para los amantes, como nosotros, del surf y la naturaleza, fabricando tablas con unas prestaciones similares o incluso mejores, con una durabilidad mucho mayor que las tablas convencionales, pero utilizando en su construcción materiales ecológicos como la madera de paulownia, la bio-resina, el corcho o el EPS reciclado y diferentes técnicas como las tablas de madera «huecas» , la construccion de tipo sandwich por vacío, o el laminado clásico dependiendo de las necesidades del cliente.

Spot (miente si quieres ;), época y tabla para darte un baño.

El farolillo de Sanvi, medio metro de julio y mi Longboard de paulownia.

¿Cuál es tu día perfecto?

Despertarnos en nuestra playa favorita, surfear todo lo posible y pasar el dia con amigos y una buena barbacoa.

Mar Gruesa es olas, vídeos, fotos, reportajes y el mejor contenido del surfing.

Si navegas por este sitio significa que aceptas las cookies. Las usamos para que tu experiencia de usuario sea la mejor.