Usar y tirar

Llega el verano y nada debería sorprendernos. Este es un alegato en defensa de las marcas a las que todavía les importa un poco el surf.
pull-bear-surf
Share on facebook
Share on twitter
Share on email
Share on linkedin
Share on whatsapp

A esos grandes yonkis de la oportunidad y el saldo les diríamos: muchachos, ya que vais a mamar de la teta del surf durante los próximos 60 días, un mínimo de documentación previa, ¿no?

Que el surf se ha convertido en una especie de putilla barata lo sabemos todos.

No, no nos hagamos los sorprendidos. Nos lo tenemos bien merecido porque, en muchos casos, hemos sido nosotros mismos quienes nos hemos perdido el respeto.

Nuestro deporte ha sido insultado tantas veces y de tal modo que ya somos incapaces de detectar o reaccionar ante dicha vejación.

Si buscas la palabra «surf» en instagram, por ejemplo, se te abrirá un universo ilimitado de clichés vomitivos donde abundan atardeceres, siluetitas fitness, palmeritas, arena fina, jipiadas y el típico guapo con la típica guapa portando una tabla frente a un mar sin olas.

En el mejor de los casos puede que hasta la tabla tenga las quillas puestas.

Estamos tan acostumbrados a este tipo de mierda que ya ni nos sorprende. Es lo que hay. Cosas de la publicidad. El surf vende (y se vende), ya se sabe.

La cosa nos jode más cuando se trata de empresas con nombres y apellidos que se acuerdan únicamente de nuestro deporte durante los meses de verano. Al menos nos podrían haber contratado una pequeña campaña y así nos callaban la boca (todos tenemos un precio).

En definitiva, empresas o marcas que se suenan los mocos con nosotros sin prestar un mínimo apoyo a un evento, rider, revista o web.

A esos grandes yonkis de la oportunidad y el saldo les diríamos: muchachos, ya que vais a mamar de la teta del surf durante los próximos 60 días, un mínimo de documentación previa, ¿no?

¿Te imaginas un anuncio de fútbol con un delantero que ni le pega a la pelota? Pues, ¿por qué los de Pull & Bear nos ponen un tío que ni siquiera sabe remar? ¿Acaso el pobre hombre está surfiendo un espasmo debido al frío? ¿Un susto tras ver una aleta sospechosa? ¿Una reacción a una picadura de medusa, la descarga eléctrica de una manta? O, simplemente, ¿el tío no se había subido a una tabla en su puta vida?

Nos olemos, como vosotros, que más bien va a ser debido a esto último.

De todas formas, en caso contrario: que los malhechores hayan obligado al pobre chaval a ponerse en bañador en Thurso o a jugarse esos suculentos abdominales en un mar infestado de tiburones, medusas o mantas, en ese caso, repetimos, nos ponemos a su entera disposición y desde Mar gruesa le ofrecemos toda nuestra solidaridad y apoyo.

Es más, chaval, si estás leyendo esto contáctanos urgentemente porque nos comprometemos a encabezar una revuelta ante semejante injusticia. ¡Que al menos haya una! … Ya que al pobre surf no le quedan ya ni fuerzas para quejarse ante otro insulto más.

Más info en : http://www.pullandbear.com/es/es/editorial/the-surf-gang-%7C-woman-%26-man-c1010129553.html

pull-and-bear-surf-7

Queremos tu email

para freírte a spam y comerciar con él con empresas de dudosa reputación

Lo último

REDACCION

REDACCION

Somos gente sin criterio y con un nivel de surfing más que cuestionable, pero Maldini también habla de fútbol. Si tienes algún problema escupe aquí abajo.

¡Opina!

Este e-mail ya está registrado en Mar Gruesa. Por favor usa el Formulario de login o utiliza otro e-mail..

Login o password incorrectos

Algo ha fallado...

Mar Gruesa es olas, vídeos, fotos, reportajes y el mejor contenido del surfing.

Si navegas por este sitio significa que aceptas las cookies. Las usamos para que tu experiencia de usuario sea la mejor.