Surf legends: Ivan Villalba

Iván Villalba es una de esas persona que tienes la sensación que lleva toda una vida en el mundo del surf, y es que ese aspecto de mozalbete sanote y fortachón lo sigue conservando desde hace ya unas décadas. Hace poco ha comenzado con nuevos proyectos, así que hemos hablado...
Ivan Villalba
Ivan Villalba. Foto: Raquel Lopez-Chicheri

Trabajé un verano durante dos meses haciendo churros para comprar mi primera tabla y traje

Bueno Iván, ante todo, ¿Qué tal todo? ¿A qué te estás dedicando ahora?

Después de un tiempo replanteando lo que quería hacer, me he embarcado en un nuevo proyecto, “Elite Surf Coaching”, en el que me encargo de ayudar a la gente a que mejore su técnica surfeando y conseguir que disfruten aún más del surf o, en el caso de los competidores, que saquen más partido a las olas y conseguir mayores puntuaciones etc…

Vemos que has pasado de competidor a comercial, representante de marcas y ahora a entrenador. Es decir, 3 facetas diferentes dentro de un mismo deporte.
Haciendo balance, ¿con qué te quedas y qué te ha aportado cada una?

Aunque las tres son diferentes, se complementan:
– Gracias a la competición puedo ayudar a mis alumnos en este mundo, no sólo con la técnica y táctica, sino con psicología e incluso la formación de padres en el mundo de la competición.
– Respecto a comercial y representante, sé lo que una marca quiere de un rider, por lo que les puedo aconsejar lo que deben de hacer para mantener a las marcas satisfechas y también inculcar a los riders que esto es un trabajo, que no sólo es recibir el sponsor y punto, deben poner de su parte.

Me gustan todas las facetas descritas, es más, ahora soy representante de ION para las Islas Canarias y Norte de España, además de ser el Team Manager de ION Surf para España y embajador de la marca ayudando en el desarrollo del producto. Así que sigo en la industria del surf en todas sus facetas

De la primera… Recordamos una foto de Juan Fernández en tu querida  Rodiles que fue portada en Surfer Rule. ¿Es tu mejor recuerdo? Háblanos de algún otro momento que te haga sentir especial cariño

La verdad es que de Rodiles tengo muchos y muy buenos recuerdos. El invierno del 2002 fue increíble. Recuerdo en un baño ir dentro de un tubo y pensar “Joer otra vez dentro del tubo, vaya coñazo” e incluso por las mañanas cuando me despertaba desear que no hubiese olas… Mi cuerpo no daba para más.

Supongo que te vendrán a la cabeza mil buenos momentos. ¿Cómo era surfear entonces en Asturias (quién le daba caña)? Me refiero a la escena, apoyos, circuitos, nivel…

Es más, ¿cómo era moverse por todo el norte y contactar con la gente de cada sitio? Digo yo que no sería tan fácil como ahora…

Los mejores surfistas de aquella época, con muchísima diferencia, eran Lucas García y Cocó, una mezcla perfecta de estilo y maniobras modernas. Cada uno tenia su estilo pero Cocó me dejaba alucinado.

¿Apoyos? Os cuento…Trabajé un verano durante dos meses haciendo churros para comprar mi primera tabla y traje. Luego trabajé de cámara en bodas para poder pagar mis campeonatos. Uno de mis primeros sponsors me daba dinero para poder pagar la comida y gasolina ya que se enteraron que me alimentaba de cereales durante los campeonatos y dormía en el coche porque solo tenía para la inscripción y gasolina.

Había que buscarse la vida. Lo primero era que te sponsorizase una tienda. En mi caso era Natural Paradise, que gracias a ellos conseguí mi primer sponsor, Town and Country y el resto era cuestión de “suerte” y currárselo.

Veía que los top del Circuito Europeo con el dinero del sponsor pasaban la temporada de invierno en Hawaii o Australia y subían mucho su nivel,por lo que trabajé en una fábrica 12 horas al día por temporadas para pagarme los viajes a Australia y los circuitos.

En cuanto a circuitos… Había regionales y nacional. A mí me ayudó muchísimo el Circuito Asturiano de 1993 organizado por Carlos Meana ya que aprendí muchísimo compitiendo y viendo el nivel de los demás.

Moverse por el norte en los 90 seguía siendo complicado, era a la aventura, viendo el parte del periódico y telediario. Las distancias eran el doble o el triple de lo que se tarda ahora. Eran todo por carreteras nacionales. El autobús tardaba 8 horas de Gijón a Tapia. ¡Ahora 1 y media! Contactar con los colegas era por el teléfono fijo, no había whattsapp ni Facebook ni nada de nada!

Luego decides ponerte a trabajar para ciertas marcas que te habían estado apoyando. ¿Cómo recuerdas ese cambio y qué te impulsó a tomar aquella decisión?
¿Cambió tu punto de vista del surf esa nueva visión comercial?

Siempre había querido trabajar de comercial, era algo que me gustaba.

Cuando tenia 15 años veía a Gonzalo de Olatu visitar a los clientes y me parecía una vida genial, visitar todas las ciudades del norte, surfear con los locales, hablar de surf … Ya sabéis que soy muy sociable.

Durante un tiempo compaginaba el mundo de las ventas con las competiciones. El día en que fui portada de la Surfer Rule no me dieron ningún incentivo. Reclamé y me preguntaron: “¿qué quieres ser: vendedor profesional o surfista profesional?” Me di cuenta que había llegado el momento de dejar la competición y dedicarme a las ventas al 100%.

Claro que cambió mi punto de vista del surf, estaba muy enfocado en resultados y subir en el ranking para ganar más dinero, así que cambió mi prioridad a ganar dinero para surfear en los mejores sitios del mundo y disfrutar sin presiones.

Era la época buena de las marcas… ¿Cómo de diferente era trabajar para el sector en aquellos tiempos con respecto a la actualidad?. Es más, ¿verías factible ponerte a trabajar para una marca hoy por hoy?

De aquella no vendías, te compraban. Era la leche, de todas formas y como siempre he dicho “el tiempo pone a todo el mundo en su sitio”, mi trato con los clientes siempre ha sido como si de un amigo más se tratase. Ahora me está abriendo muchas puertas a la hora de empezar a trabajar con ION, si en su día no me hubiera comportado bien con ellos ahora estaría pagando el precio y no me querrían ni ver.

Ahora has optado por abrir un centro de entrenamiento. ¿Por qué? ¿Has ideado algún programa de entrenamiento específico o es que siempre le has dado especial importancia al tema físico? 

¿De qué modo te gustaría poder transmitir todo lo aprendido a los chavales y hasta qué punto crees que toda esa faceta -al margen de las horas en el agua- pueden hacerle a uno mejorar?

Bueno, más que un centro de entrenamiento, Elite Surf Coaching es un centro de perfeccionamiento para el surfing. Durante 11 años he trabajado en iniciación (además de perfeccionamiento). Es divertido y gratificante.

Creo que a los surfistas estancados hay que ayudarles. Necesitan, además de técnica y corrección, alguien que les motive y les ayude a ver no sólo los fallos sino las cosas positivas de su surfing y cómo exprimirlas. También educar a los surfistas, que no es sólo entrenar surfeando cuando consigues ir a surfear sino día a día, incluso cuando vives a 800km de la costa o te pasas 12 horas metido en la oficina. Con carver, entrenamiento funcional, piscina, apnea, yoga… etc.

En Elite Surf Coaching damos claves y pautas personalizadas a cada surfista para seguir entrenando en casa y así continuar evolucionando en su surfing.

Con mi experiencia he aprendido que a medida que entrenaba me sentía mas fuerte físicamente en el agua, eso repercutía en mi fortaleza mental a la hora de ejecutar las maniobras. Fue cuando me di cuenta de que entrenar es imprescindible y que no sólo hay que surfear para mejorar sino que hay que compaginar los entrenamientos, tanto dentro como fuera del agua.

Actualmente cuento con Kuky de Dios como entrenador funcional y Manuel Martinez Aranjuez como entrenador de piscina.

Siempre pongo de ejemplo a la misma persona: Lucia Martiño, ya que considero que para una marca es la persona perfecta

Volviendo a tu doble visón comercial – entrenador. ¿Qué crees que podría resultar interesante para una marca a la hora de fichar a un rider determinado?. Y, como entrenador, ¿cuándo te das realmente cuenta que un chaval tiene aptitudes?

Para una marca lo más importante no es sólo que el rider sea un buen surfista, ahora también miran cómo es el como persona. Tiene que ser buena persona, respetar, ser conocido y respetado, moverse en las redes sociales…

Siempre pongo de ejemplo a la misma persona: Lucia Martiño, ya que considero que para una marca es la persona perfecta: surfea bien, es mediática, buena gente, educada, humilde y sabe estar además de que es una chica que estudia y se esta preparando para su futuro. Lo tiene todo y está claro que puede mejorar, pero para una marca es perfecta.

Es muy difícil acertar a la hora de predecir si un chaval tiene aptitudes o no, tan pequeñitos no están formados, ni físicamente ni psicológicamente. Por eso también trabajo con la psicología, enseñándoles a respetar, saber estar, y estar concienciados social y ambientalmente.

Todo lo que nos cuentas en relación a la preparación, el apoyo, el ejercicio… Hace pensar cómo de diferente resulta todo ahora con respecto a la época del EPSA  y el Ballantine´s. Parece que hablamos de deportes diferentes. ¿Era entonces el surf algo más puro y entrañable o, por el contrario, es básicamente la misma cosa pero con un mayor grado de evolución?

Yo creo que lo que pasa ahora es que el surf es un deporte muy masificado, con muchísimas facilidades que antes no existían, no se movía tanto dinero.

No es que antes fuese mas puro y mas entrañable, es que éramos 4 pelagatos que aprendimos de unos y de otros. No había entrenadores ni escuelas. Ahora hay escuelas (y muchas) que sólo cogen el dinero, te enseñan a levantarte en la tabla y hala, todos al agua. No hay cultura de respeto, ni de seguridad… ¡De nada!

Por el contrario algún punto positivo sí ha dado sobre la competición. Hay más seriedad y se sabe más. Antes los surfistas que competíamos no teníamos esa visión de entrenamiento fuera del agua y ya ni te hablo de las facilidades que ha dado el internet: retrasmisión de campeonatos mundiales, maniobras de pros, etc.

¿Qué amigos y qué vivencias conservas en especial de aquella época?

Petín es uno de los que más vivencias y risas he pasado, Dani García y su familia también, Leni Perdomo, Kepa Acero, Lucas García, Cocó Carril, Juan Fernández, Jose Haya (Negro), Asier Ibañez… Y podría estar aquí diciendo una larga lista de nombres.

Vivencias que me han marcado… Demasiadas. ¡Podría escribirte un libro!, así que mejor no empiezo 😉

¡Basta de hablar del pasado! ¿Qué le pides al futuro?

Pues la verdad es que me gustaría que mi proyecto de Elite Surf Coaching vaya bien y poder formar una familia con Silvia. Lo que no se aún es dónde será nuestro destino definitivo pero lo importante es que sea a su lado.

Lo dicho Iván, ha sido un auténtico placer poder compartir este rato contigo. Si quieres despedirte diciendo algo…. Es tu turno 😉

Muchas gracias a Margruesa por contar conmigo.

Ya sabéis que si queréis evolucionar vuestro surf os espero en Elite Surf Coaching.
www.elitesurfcoaching.com

Te interesa

© 2018 Mar Gruesa