QUASIMOTO INVITATIONAL 2019

Octavo de la era del longboard clásico en Burriana. Una especie de época que algunos de nosotros y nosotras hemos podido vivir.

Fotos por Artinwreck, Hangten  y Arturo de las Liras

“Y no encuentro el momento de despertarme, pero quizá sí sea el último”

Por ARTINWRECK

No sé exactamente qué le pasó por la cabeza a Pepe cuando de repente, después de dos meses viajando por España, me llamó para hacer el último viaje del verano: destino a Biarritz, Joel Tudor Duct Tape Invitational de 2012. Es ahí cuando comenzó todo. Volvimos y comenzamos a recolocar ideas de esta especie de reunión sobre la cultura surf clásica. En aquel momento un sueño dormido que empezó a despertar desde nuestro interior, en el escenario del antiguo camping Arenal de nuestro pueblo.

Centrándonos ahora en este año, y hablando de surf, tuvimos el placer de poder disfrutar de olas y surfers de mucho nivel, como Clovis Donizetti, Pablo Solloso, Carlos Clavero, Yumey González, Leo Bruskas, Nico García, Iago Formosel, Diego Ferrer, Carol Ohcean, etc. Tuvimos un fin de semana soleado y con una serie de olas de lo más increíble.

En cuanto a la música en directo se refiere, tuvimos a los Rockaways, The Chewbaccas, los Longboards, Les Panches Surfers y a los The Fuzzillis, que vinieron desde Inglaterra. Y en el apartado del vinilo tuvimos a Coke Makaha DJ, Carlos Yela DJ, Mr July Matt DJ, DJ Luca Martini, Mr Eloy Rb, Emilio Cinnamon DJ y Capitan Surfocker.

En el ámbito de las proyecciones de surf clásico tuvimos la últimas pelis de Andrea Coleman –“Everything In Between”–, Jack Coleman –Zone Frequency”– y -Nausica- de Luca Merli, etc.

Todo esto en un ambiente familiar y festivo, sumado al buen hacer de los suporters del Quasimoto, a la gente que vino con sus stands y que ofreció regalos para el sorteo, al tablón Low-Fi sapeada por Pepe Birra y glaseada por Radesega, a la exposición fotográfica a cargo de Sidrisima sobre su último viaje a California. El pedazo de concierto que se marcaron los Longboards a pie de playa en el Surf & Beer,

sudando de lo lindo y sobre todo con la gente que no paró de surfear y bailar en ningún momento.

En fin, larga vida al logging navajero con cerveza en mano a través del sol radiante sobre la República de Burrifornia.

Te interesa

[sc name="Shortcode ad sidebar iframe"]

Si navegas por este sitio significa que aceptas las cookies. Las usamos para que tu experiencia de usuario sea la mejor.