Marcos Heinrich. Uluwatu, 25 de julio de 2018.

El mar del pasado día 25 en Indonesia se recordará como el más grande que ha habido en varios años. En Uluwatu estaba el surfista de la Costa da Morte, Marcos Heinrich, que en un día donde muy pocos se atrevieron a tocar el agua, mostró una valentía fuera de lo normal.

“Viajamos expresamente para este día…os podéis imaginar los nervios y retortijones que tenía”

En realidad, no sé por donde empezar, fue muy emocionante.

Viajé con Matt Aldridge, representante de Pyzel Australia y veterano de mil batallas, cosa que me tranquilizó mucho. Viajamos expresamente para este día, así que os podéis imaginar los nervios y retortijones que tenía, cuando el día amaneció con series gigantes (en palabras de Matt 20ft++ hawaiianos) y mi 8.0 se veia enana para esas olas.

Decidimos tomarlo con calma, dado que el pico de swell se mantenía todo el día, y los vientos buenos en Ulu, son los térmicos, que entran a medio día. Miramos, miramos y volvimos a mirar vías de escape, cómo entrar, cómo escapar de los sets sorpresa, dónde situarnos….

Sobre las 12 del mediodía, entramos remando desde el canal Padang Padang decididos a coger al menos 1 ola cada uno. Nos llevó 45min/1 h llegar a Uluwatu. Cuando llegamos eso estaba gigante, y unas corrientes muy fuertes, pero teníamos clara la misión!. Estuvimos remando casi un total de 4 horas, conseguimos coger 3 buenas bombas cada uno y que todo saliera bien.

Sin duda fue una de las experiencias mas emocionantes de mi vida!

Te interesa

Newsletter

© 2018 Mar Gruesa