Los jueces (WSL) a juicio

El objeto de este artículo no es criticar la labor de los jueces sino, por el contrario, abrir un debate acerca de si el actual sistema de puntuación de la WSL puede ser mejorado de algún modo.
wsljueces

Esta polémica surge a raíz de la victoria de Jack Robo en G-Land, una victoria que ha dado mucho que hablar ya que, no pocos, afirman incluso que el australiano ni siquiera debería haber llegado a la final dado que su manga de semis -contra Medina- también había sido un robo puesto que el brasileño encadenó más giros de forma más explosiva, llegando incluso a combinar sus líneas con más sección de barrel en su mejor ola.

Nosotros no queremos echar más leña al fuego con alegaciones o favoritismos ya que nuestro objeto es abordar el tema de la forma más objetiva posible. No obstante, cuando nos atenemos a un nivel de performance tan impecable y ajustado, a veces sí cuesta discernir a qué se deben esas diferencias de puntuación. Diferencias cuya comprensión aún nos cuesta más asimilar si tenemos en cuenta los cambios de manga (lo que en una parecía ser un 4 pasa a ser en otra, de repente, un 5.33) u otro factor tan esencial como que el swell puede ir variando a lo largo de la jornada competitiva, lo que entraña una cambio paulatino –forzosamente- en el criterio de los jueces, que se han de ir adaptando a las condiciones.

En ocasiones, la cosa está tan apretada que, como sucedió en este caso, incluso el criterio de los jueces muestra discrepancias y hay notas (la nota final surge de la media de 5 puntuaciones a las que se suprime la nota más alta y la más baja) que llegan a distar más de un punto, lo cual denota duda y deja entrever las flaquezas de un sistema que no parece ser lo suficiente unánime y firme.

A lo largo de estos años hemos ido viendo como el fútbol incorporaba el ‘VAR’, el tenis el ojo de halcón y otros deportes de contacto aumentaban el número de árbitros y puntos de vista con el fin de optmizar (o mejor dicho, subsanar) posible errores subjetivos capaces de alterar el resultado de la competición.

Pero el surf ni tiene líneas trazadas en su cancha ni gira en torno a una cuenta atrás que no se puede rebasar tendido sobre la lona. El surf aún conserva un leve resquicio de arte que queda supeditado, en última instancia, a un incierto matiz subjetivo. Por eso hasta el mejor giro de los mejores no está exento de polémica y alguien puede defender que ‘ese otro giro’ ha sido mejor por cuestiones de la ola, motivos de sus explosividad o, directamente, porque en tal ocasión el surfista pareció más relajado y lo hizo más fácil y fluido (más bonito).

Por eso, aunque imaginemos la disparatada situación de un campeonato sólo de reentrys en el que se midiera con regla la verticalidad de la tabla; se midiera con regla el tamaño del spray; se midiera con regla el ángulo de la ola en la que está ejecutado e incluso el tamaño de ésta… Siempre habría un último punto (el decisivo) sujeto a la valoración personal de un deporte, como es el surf, difícil de valorar impersonalmente.

Repetimos para cerrar con esta idea: no se trata de criticar una labor, tan compleja y precisa, por otra parte, como el propio surf de los mejores (recordemos que los jueces que sobre puntúan o puntúan bajo y cuyas notas se suprimen constantemente son penalizados), sino de plantear una situación que dé lugar a una mejora en cuanto a lo ‘justo’ e incuestionable de un resultado 

…Y es que no es lo mismo un 10, como resultado de una media de 5 dieces, que un 7 hecho a partir de ‘sietes altos’ y ‘seises bajos. En este último caso, el ocurrido en G-Land, la diana de todos los blancos, la semilla que siembre la duda, es demasiado amplia. 

Queremos tu email

para freírte a spam y comerciar con él con empresas de dudosa reputación

Lo último

REDACCION

REDACCION

Somos gente sin criterio y con un nivel de surfing más que cuestionable, pero Maldini también habla de fútbol. Si tienes algún problema escupe aquí abajo.

2 respuestas

  1. Después de ver a Medina (nada más lejos de mi gusto) destrozar la ola y surfear como lo hizo y no pasar, te deja un sabor amargo de ver algo que es demasiado subjetivo. No viene de ahora y siempre ha habido polémicas, pero está claro que en condiciones similares y olas, no siempre pasa el mejor de su manga.

  2. el estilo del brazileño es un poco mas ortodoxo,, mucho bombeo no siguen las lineas y poco estilo. no hay comparacion con un californiano o un australiano jack robinson sera el futuro numero uno ..por mas que los brazileños lloren hagan interferencia o quebren tablas . el surf es de caballeros .. esto no es futbol .. no hagan polemica como la FIFA..brazucos no los quieren en el mundo ..

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mar Gruesa es olas, vídeos, fotos, reportajes y el mejor contenido del surfing.