SIN
PIEDAD
CON
LEGI

Una entrevista confeccionada a partir de conversaciones con Enriko Conde, Juan Fernández, Gony Zubizarreta, Josh Barrow, Pacotwo y la peña de Wat Say. 
A todos, gracias.

LEGI

Empecemos fuerte: ¿Por qué tantas cruces invertidas? ¿Eres un satánico?
Jajajaja. En realidad no tengo nada en contra de Dios. Sin embargo, sí tengo muchas cosas en contra de La Iglesia o el clero porque, para empezar, definen lo que es moral e inmoral según les conviene y en base a unos intereses que les resultan beneficiosos. Y lo espiritual y lo lucrativo jamás deberían ir de la mano.

Entonces, al primar el negocio, la cruz deja de ser un símbolo de Dios para convertirse, más bien, en la imagen corporativa de una empresa cuyo eslogan proclama: ‘somos la única verdad; el único bien válido’. Si lo asumes sin rechistar, pasas. Si cuestionas, piensas por ti mismo y te desligas del rebaño… pecas.

Por eso cuando pongo esa cruz boca abajo no me estoy pitorreando de Dios como idea, sino de una élite mezquina que la corrompe al imponer tasas y límites al espíritu.

Ya puestos, me molaría que aplicases toda esa actitud crítica al tema de las escuelas y los surfcamps…
Bueno, para empezar hay que entender que esa peña está trabajando e intentando ganarse la vida, lo cual es muy respetable.

Por otra parte, ellos también deberían hacer un esfuerzo y ponerse en el pellejo de todos aquellos que curran en otra movida ajena al surf y, por tanto, no van a la playa a lucrarse ni a hacer negocio sino a desconectar y pasar un buen rato. Con lo cual, no me parece nada solidario llegar y copar una playa o coger y meter a treinta cursillistas en un pico.

También me parece un poco agresiva la actitud con la que entran ciertos chavales (o se les incita a entrar) que se lo toman como si fuera un ‘QS. Ok, respeto esa perspectiva de ‘entreno’, pero ¿por qué tiene que acabar afectando a quienes sólo buscan disfrutar tranquilamente de un baño? Me parece poco sano enfocarlo todo en base a un podio o una pegatina. Molaría que se hiciese más hincapié en disfrutar de ésto con verdaderos amigos. Viajar por ahí y conocer distintas culturas y formas de afrontar la vida. Probar tablas diferentes, nuevas maniobras… Qué se yo… Al final, después de todo, eso es lo que nos va a quedar cuando seamos mayores.

Pero bueno, también asumo que mi visión está desafasada y es más propia de un dinosaurio nostálgico.

Hablas de pegatinas y, sin embargo, tú tienes sponsors.
No me parece mal el hecho de llegar a tener sponsor como ‘consecuencia de…’. Ya sea por haber entrado mucho al agua, habértelo currao o tener cierto talento. ¡Hasta ahí podíamos llegar! Lo que no me parece acertado es que sea esa la causa principal que te motive a entrar al agua.

En mi caso, está claro que no soy pro ni voy a vivir de ésto. Con lo cual, y al margen de sus apoyos, valoro muchísimo la relación personal que he podido establecer con cada uno de mis sponsors. Comulgo totalmente con el producto y la esencia de cada uno de ellos. Es más, de no ser así no me saldría eso de poner su pegata e involucrarme como rider. De hecho, estaría mucho más tranquilo conmigo mismo comprando trajes con la pasta que gano currando, que obteniéndolos gratis a base de seguirle el rollo a un desalmao con la boca llena de eslogans y para quien yo no fuese más que una cifra.

Siguiendo con el tema surf, pero de otra forma… ¿No te choca que, a diferencia de OZ o Cali, aquí no haya una escena más interesante y creativa, capaz de generar un tipo de contenidos de más calidad?
Si te soy sincero, no creo el empobrecimiento de la escena sea un tema exclusivo de nuestro panorama puesto que llevamos padeciéndolo a nivel global a lo largo de estos últimos años: revistas chapando, menos artículos y contenidos propios, más reseñas rápidas de corta-pega, textos pobres…

Creo que las marcas, impulsadas por la audiencia (que no deja de ser el mercado), potencian un tipo de contenido frivolo y vacío porque prima lo inmediato, el ‘¡YA!’, de una forma casi obsesiva. Y como lo inmediato se impone de manera tan rotunda, ya nada tiene vigencia. Entonces, ¿para qué currárselo demasiado? ¡Lo que se demanda es continuidad instantánea a toda costa!

Conozco a gente con mucho talento a quienes les va como el culo por intentar seguir haciendo aquello en lo que creen: algo propio y que requiere un esfuerzo.
En cambio, hay otros que se dedican a explotar una fórmula ganadora, sin más. Insulsa pero eficaz, y les va de la hostia.
En fin, hablemos de surf, fotografía, arte… El panorama es despiadado y no premia necesariamente lo bueno sino lo que resulta acertado en cada momento, lo oportuno… ¡Qué os voy a contar a vosotros (Margruesa) acerca de la falta de apoyos!
…la honestidad sale cara.

Volviendo un poco al tema personal, ha habido varias cosas de ti que me han llamado la especialemente la atención. Lo primero es tu creatividad, tanto dentro como fuera del agua. Y luego, cómo el número de gente te afecta hasta tal punto que ‘petas’ y necesitas estar solo.
Ya no me acuerdo si necesito estar solo porque me gusta o no me ha quedado otra que adaptarme a base estarlo. Lo de evadirse de la gente puede sonar muy ‘romántico’ pero acaba convirtiéndose en una limitación, créeme.

Por ejemplo, hay veces en las que estoy surfeando decentemente y llega un grupo de peña, o cierta gente en concreto, y me bloqueo de tal forma que acabo siendo incapaz de planchar un floater. Es terrible.
No se me da bien lidiar con las multitudes. Es algo que me supera. Y no sólo en el agua, sino en general. ¡Está claro que no tengo un don social! 

También me ha chocado mucho esa imagen oscura que transmites, que luego no se corresponde a lo que en realidad eres.
Como te comentaba, no se me da bien lidiar con multitudes. Por eso no soy nada extrovertido así de primeras, lo reconozco.
A eso se suma que las lecturas – pelis – autores que me interesan son más bien oscuros e introsprectivos, lo cual no me ayuda a salir del abismo, jajaja…

Ahora bien, con las personas más cercanas y en cuya compañía me siento guay, todo es más risas y distendido, ya sabes. Tú te encuentras entre ellas, por eso tu visión de mí no puede ser la misma que la de alguien que sólo me conoce de verme esporádicamente por ahí. Seguramente ese desconocido piense que soy borde o antipático porque no voy por ahí charlando o saludando a todo Dios. Lo cual no es por prepotencia o rechazo, simplemente intento ir a lo mío.

¿Y por qué ese gusto hacia lo oscuro? …Ahora que ha quedado claro que no eres satánico, ¿eres un puto amargao?
¡Eso también es obvio! Nah, está claro que la felicidad y la alegría son esenciales para vivir. Es más, si no existieran, ¿merecería la pena vivir? Lo que ocurre es que esas otras sensaciones que consideramos negativas: la tristeza, la melancolía, la soledad, la duda… Son igualmente imprescindibles, porque la felicidad es plana y no enseña, solamente se disfruta. Mientras que la tirsteza tiene matices de los que se pueden extraer lecciones.

Cuando uno está contento no analiza nada. Se siente bien y punto. En cambio la soledad induce al autoconocimiento, ya sea detectando un miedo o afrontrando una frustración… Cosas que acaban desembocando en la plenitud y, paradójicamente, en la felicidad.
Por algo las mejores obras de la historia, las que perduran, nacen de la contradicciones del alma y, en lugar de provocar carcajadas, conmueven.

Venga, sin rodeos: ¿qué opinas de la invasión del padel en picos que venían siendo muy tranquilos hasta ahora?
Quiero que seas políticamente incorrecto.

Jajajaja ¡Cabrón! Nah, creo que esto no debería servir para lapidar toda una modalidad (todo el mundo puede surfear cómo y con lo que quiera. ¡Obvio!) sino para cagarse abiertamente en la falta de educación y de sentido común de algunos, independientemente del artilugio con el que se entre al agua.


Efectivamete, desde hace poco ha aumentado muchísimo el número de padels en el agua. O por lo menos en mi zona (centro de Asturias). Y en cuanto a ello me molaría decir…Si eres educado, respetas y eres consciente de que el padel te proporciona una ventaja brutal sobre el resto, con lo cual compartes olas… ¡Perfecto, sé bienvenido!
Por contra, si eres un ‘ex surfista reconvertido’ y te pones siempre por delante a todos a remarlo todo para volver a situarte directamente el primero… Entonces eres un cara dura y espero que no llegues demasiado lejos con esa mierda de actitud.


Finalmente, si te acabas de iniciar en la movida y te niegas a ver que existen ciertas reglas (más bien sentido común) que abogan por los turnos y las prioridades, entonces eres es un necio y estás de más porque las personas necias son incómodas y estorban.

¡Más salsa rosa! WSL… ¡Ya tardábamos! 
¿Qúe opinas que hayan integrado la piscina de Kelly (en lugar de Trestles) como parte del ‘Tour’?
Me parece una tremenda mierda. No obstante, hay que tener en cuenta que la WSL es un show y por tanto priman las cifras y la audiencia. Es decir, aquello de ‘los mejores surfistas en las mejores olas’ y esos destinos remotos a los que no puede acceder ni Dios se queda para románticos. Nos guste o no.


Además de una mierda también me parece injusto. ¿Cómo pretendes que sea equitativa la competición entre alguien que ha surfeado ahí 4 olas contra otro que lleva años haciéndolo (o que directamente ha creado dicha ola) …Eso por no mencionar la aniquilación total de la emoción con los finales de manga apretados, la importancia de la lectura de ola o la adaptación al spot…


En fin, si Kelly ha logrado convencernos de que sus engendros de tablas molan, ¿cómo no iba a ser capaz de colar ese olón en el Tour?

Y en cuanto al uso del Jet-Ski, ¿no opinas que resta valor físico a algo como el surf, que debería serlo?
Como te decía antes, la WSL no deja de ser un show y, por tanto, los espectadores queremos ver a las estrellas surfeando en lugar de remontando. Así que en este caso no voy a ser tan radical. 


Recuerdo hace mil años, en un Francia gordo, Occy y Tim Curran se negaron a usar el Jet Ski (por aquel entonces aún lo estaban instaurando) y la peña les aplaudió la hostia. Uno cogió una ola y ya no logró volver a remontar. El otro directamente no llego al pico ni una sola vez. ¿Moraleja? Los mismos fans que aplaudían se quedaron sin ver surfear a sus ídolos. En este aspecto hay que ser algo transigentes.

Llevando el surf a un nivel más personal, ¿crees que te ha hecho mejor persona? Después de haber recorrido medio mundo haciendo reportajes y exposiciones, ¿con qué te quedas? No creo que el surf me haya hecho mejor persona porque uno es lo que es en base a sus principios y decisiones. Lo que ve en casa, lo que lee, lo que experimenta por sí mismo… Por otra parte, el surf sí ha despertado en mí el interés hacia ciertas cosas – lugares que de otra forma no tendría, ya sea aprender a adaptarme a un medio ajeno y salvaje como el mar o haber puesto el pie en lugares como Indonesia, por ejemplo. ¿Con qué me quedo? Pues en primer lugar con toda la gente que me abrió sus puertas y con la que he tenido el gusto de colaborar durante todos estos años, ya sean medios o marcas. Me quedo también con esos otros que me han puesto a parir sin conocerme de nada porque, aunque de primeras duela, eso ayuda a crecer y aprender a ignorar a quien no merece un hueco en tu vida. Por supuesto, con todas las buenas amistades que han ido surgiendo gracias al tema de coger olas. En especial la peña de Deflow, 3sesenta, Globe, Margruesa, Surfing Wanderlust… Y, por supuestísimo, Wat Say. No se, es peña que ha dejao huella en mí y me gustaría pensar que yo también les he aportao mi granito de arena. Al final te quedas con personas, momentos y vivencias. No con un estatus extraído de un ranking o piquillas tontas. Llevas unas pintas raras y se comenta por ahí que estás ‘mal de ala’ Lo de las pintas es subjetivo. Me abren puertas en comedores sociales aunque no me dejan entrar en bares de tronistas. Me compensa. Lo de estar mal de la cabeza… Ahí no hay lugar a dudas. Tu pueblo es feo de cojones y encima está lejos del mar. No hay nada que hacer. ¿Por qué no te mudas de una puta vez? Jajajaja. ¡Llevas razón en todo! Pero me mola que aquí a todo el mundo se la sude el surf. Eso te da otra perspectiva al margen de moloneos, cotilleos y hostias. En un ghetto así poco importa que hagas aéreos o dejes de hacerlos. «!Eso es una mierda que no sirve para nada!» Es decir, me mola vivir en una burbuja donde poder evadirte del mundillo y en la que todo tiene una dimensión más real: currelas, peña ruda, baretos cutres de puretas… Como vivo a tomar por culo, llego y me meto con lo que haya, sin perder el tiempo mirando el mar durante horas desde la barandilla o comentando la jugada todo el rato. Así que en parte, gracias a esto, para mí el surf se reduce a su mínima expresión, la esencial: coger olas.

Te conocí en un Nixon Challenge hace muchos años y ya estabas pintando unos tenis de Vans. A partir de ahí, ya veo que seguiste muy conectado con el tema artístico, además de surfear. Cuéntame un poco cuál es tu día a día y tus proyectos actuales.
¡Buah, ya llovió! Jajajaja. Sí es verdad que al principio entré en algún campeonato de formato raro: invitacionales donde puntuaba una maniobra o rollos de ese tipo. Pero en seguida me dí cuenta que eso no era para mí. Ni surfeaba bien ni lo disfrutaba, así que decidí hacer simplemente aquello con lo que estaba de verdad agusto: intentar aportar una visión más personal y creativa de mis viajes y mis sesiones por casa.

Ahora estoy dándole caña a ROAD666.COM, un proyecto donde, además de surf, hay entrevistas (por cierto, ¡tenemos una pendiente! Jajaja -Gony-), galerías fotográficas, ‘playlists’, cine, libros… Además una revista online. Todo es contenido especialmente creado para la web y recoge el testigo de mi viejo blog: ‘Ignora Mis Caries’, en el que también compartía todas esas cosas que me molan.
También estoy preparando una nueva colección de S Y L P H Brand, una marca a nivel personal que agrupará prendas, láminas, objetos… Bajo ediciones limitadas en base a conceptos como la muerte, el silencio, ‘fearless’…

Y bueno, tengo ahí ciertas colaboraciones pendientes con algunos de mis sponsors de las cuales no puedo adelantar nada aún. ¡Estoy bajo amenaza de muerte! Jajajaja

De todos los aspectos que engloban tus proyectos, me llama especialmente la atención las fotos que subes en Road666 y tus revistas porque tienen un rollo muy personal y me transmiten mucho.

¿Cómo empezaste con la fotografía? ¿Qué es lo que más te gusta fotografiar?¿Qué equipo tienes?
Pues la cosa viene de largo porque estudié fotografía en la Escuela de Arte de Oviedo. Lo que ocurre es que mantengo la foto como algo a título personal en lugar de una salida profesional. Por eso siempre tengo una cámara a mano, pero para fotografiar chorradas.

Cuando viajo, los fotógrafos están pendientes de la luz bonita y de las buenas olas, así que a mí me interesa más retratar esa otra ‘cara b’ que engloba el viaje: los ratos muertos, lo cotidiano y aparentemente tonto…Creo que son esos momentos intrascendentes los que ayudan a generar recuerdos reales y los que muestran la verdadera forma en la que se vivieron esas situaciones o incluso épocas de una vida.

Ves una foto de un señor dando de comer a las palomas y te acuerdas de aquel paseo por el parque. En cambio un line up con una ola perfecta… Bueno, eso suele ser mentira, jajaja.

Tema cámaras… Tengo una vieja Polaroid y una Olympus 0M10 que me gusta mucho. También suelo usar alguna de usar y tirar o una Canon noventera y compacta que compré por un pavo.

En cuanto a digital… Tengo también una Canon cutre cuyo modelo ni conozco. Pero vamos, para fotografiar lo que yo fotografío va que chuta. Tema aparatejos último modelo me la trae al pairo.

Es cierto, con respecto al tema materialismo-tecnología mantienes una postura muy poco común para un tío de tu edad, ¡diría que casi del pasado! Recuerdo una vez, jugando al típico juego de pedir 3 deseos, que ninguno de los tuyos hacía referencia a la pasta o a ser rico. Eso me llamó mucho la atención…
No sé… Ocurre que cuando eres joven quieres comerte el mundo: currar mucho para ganar mucho. Luego, pasa el tiempo y te crees más listo que nadie, entonces quieres currar poco y ganar mucho. Yo me pregunto, ¿por qué no querer tener poco?
Tío, existe un afán por atesorar bastante heavy hoy en día. ¿Quieres tener tu casa inundada de libros que la adornan o quieres leerlos realmente? En ese caso, existen bibliotecas públicas.

Con esto te quiero decir que a menudo nos centramos tanto en atesorar cosas que nos limitamos a nosotros mismos e incluso llegamos a olvidar que aquí estamos de prestado, ¿acaso no es la vida un alquiler efímero?

Yo sólo quiero surfear, estar tranquilo, pasar tiempo con mi familia… No necesito un sueldazo o un curro de ejecutivo. Me la suda todo eso. Prefiero disponer de mi tiempo y pasar el máximo posible en el mar.

Al otro lado de la cámara… La mayoría de las fotos que vemos de ti son de aéreos, sin embargo a mí lo que más me gusta es verte carvear con ese otro punto menos ‘agresivo’.
¿Qué crees que transmites a través de tu surf?
En realidad eso me da igual. Lo único que espero es que la gente de mi entorno me tenga por una persona íntegra y honesta, que dice las cosas a la cara y hace lo que hace por convicción, no por oportunismo o interés.

Luego ya si te mola como surfeo… ¡Pues mejor!. ¿A quién no le mola que agrade aquello que hace?

Otra de las cosas que haces es S Y L P H, una marca bastante personal y atípica de la que me llama la atención la negatividad para con la especie humana. ¿Qué pasa con eso? ¡Ni que vinieras de un lugar en guerra! 😉
¡Ya te dije que era un amargao! Jajaja
Pues mira, yo vengo del centro de Asturias, un sitio que no está en guerra pero sí podrido. El aire es irrespirable por culpa de empresas como Aceralia, Chemastur, Fertiberia… Además de haber una polución de la hostia, cada vez se detecta cáncer en peña más joven o hay niños con problemas respiratorios. ¿Se hace algo por evitar eso? No, porque priman los intereses económicos. Simple.
Y al igual que con ésto, ocurre con todo.
¿No podríamos estar utilizando ya combustibles más baratos y menos contaminantes? ¿No podríamos erradicar el hambre o ciertas enfermedades con sólo una pizca de lo que ciertos países se dejan en gastos militares absurdos? Pero claro, la peña sana no es rentable. Que se lo pregunten a las farmaceúticas, no te jode…
En fin, que somos una especie que antepone el beneficio económico a TODO lo demás. Eso sí, luego nos las damos de humanistas… ¡Y una mierda!
¿Cómo quieres entonces que sea positivo? En ese sentido que comentas, no puedo expresar esperanza o afecto hacia una especie que carece de valores, que no respeta nada y lo arrasa todo.
Ojo, ¡y yo el primer capullo de todos, eh! Que soy el típico idiota que está contento si mañana hay olas…

Dicen las malas lenguas que has llegado a perder grandes sponsors porque te hacían madrugar…
¡Falso! Sólo he perdido sponsors a causa de mi surf y el exceso de positividad que transmito jajaja…Aunque podría ser muy cierto, porque lo de madrugar…
Con la peña de Deflow ha habido momentos tensísimos. ¡Me hacían levantarme cuando aún era de noche en pleno invierno! Luego lo compensan con unas birras y volvemos a ser amigos.
Cuando viajo con Gilito mola más: first check 11 am – on hold 13 pm Jajajaja.
A Pacotwo también le tengo armada una buena por culpa del sueño jajajaja ¡Sorry!

¿Por qué te la suda todo?
No me la suda todo, me la suda casi todo. Que es muy diferente 😉

¿Tanto librito de filosofía y tanta hostia te ha servido para dar con el sentido de la vida?
¡Claro! El mío es coger olas, vivir tranquilo. El tuyo… ¡Jódete y descúbrelo por ti mismo!

Te interesa

[sc name="Shortcode ad sidebar iframe"]

Si navegas por este sitio significa que aceptas las cookies. Las usamos para que tu experiencia de usuario sea la mejor.