¿Es Gabriel Medina el millenial definitivo?

Follow, unfollow y tantos bloqueos en Instagram como en competición
gabriel-medina-caio-ibelli
gabriel-medina-caio-ibelli
Share on facebook
Share on twitter
Share on email
Share on linkedin
Share on whatsapp

«…jugada maestra en Instagram: unfollow a Caio y además bloqueo. Toma ya Caio, ahora no puedes ver ni que existe la cuenta de Medina.»

Para quien no lo recuerde, Gabriel Medina hizo en Portugal una de las mayores cagadas del año en competición: se ganó una interferencia por no leer que no tenía preferencia.

Esto podría haber quedado ahí, en una cagada del año de esas que asumes y te creces o bien de las que te hunden. Pero no, Medina no es de esos. El amigo de Neymar no es de esos. El surfer con mayor número de followers en Instagram no es de esos. El millennial definitivo no es de esos.

¿Qué hacemos los Millennials para expresar cómo nos sentimos? Lo ponemos en Instagram. (Si, eso es lo que realmente hacemos los que hemos crecido con un móvil en las manos y con las redes sociales como pasatiempo mayor que el FIFA).

Ni corto ni perezoso Medina les explicó a sus 8 millones de seguidores que según él se había cometido una injusticia. No hacía falta explicar qué es la prioridad en una manga, solo expresar la injusticia. Neymar apoyó a su amigo y ya se armó el lío: amenazas de muerte a Caio Ibelli, insultos y acusaciones de antipatriota. Un momento, ¿qué Caio es antipatriota por querer ganar? Como si no tuviera espíritu deportivo ni un sueldo en juego entre otros…

Finalmente la WSL decide seguir con su decisión, no se hace resurf y Medina recoge el peor resultado de su vida en Portugal, que acompaña a la peor ronda europea en el tour de su vida. No está mal cuando te juegas un título mundial y tienes los mejores números en Francia de todos los surferos actuales del tour (esto incluye al mismísimo Kelly)

Por su parte, Caio recoge un buen resultado, se acomoda a mitad de tabla para reclasificarse para el tour 2020 y como otro millenial, que es expresa lo contento que está por el resultado y el respeto que tiene a Medina. Añade que lamenta hayan sido las circunstancias pero no lamenta querer ganar.

Medina por su parte no publica nada más sobre el asunto y parece pasar página. Tanto es que pasa página, y hace la jugada maestra en Instagram: unfollow a Caio y además bloqueo. Toma ya Caio, ahora no puedes ver ni que existe la cuenta de Medina, para que seas consciente de que no tiene buenos sentimientos hacia ti nunca más.

¿Que como sabemos esto del bloqueo? Pues porque Caio una vez más ha tomado el rol del bueno y ha publicado hoy en instagram esta foto:

El destino ha querido que Medina y Caio se vuelvan a ver las caras en Pipe, el evento final del año. Medina se juega el título, Caio se juega quedar lo más alto posible en la clasificación en lo que el describe cómo “un año duro en el que no sabía ni si iba a poder competir y en el que le han fallado los sponsors”. Pero en la foto no hay mención ni etiqueta a Medina, porque le ha bloqueado.

El bueno de Caio queda como ese buen chaval y Medina queda como el millennial definitivo.

O eso me lo parece a mi. ¿Alguien más está conmigo?

Queremos tu email

para freírte a spam y comerciar con él con empresas de dudosa reputación

Lo último

Marejada Sur

Marejada Sur

Te cuento más sobre el luchador que sobre la pelea. Sigo creyendo que hay surf fuera de Instagram, las piscinas de olas, los rankings mundiales y las medallas en los Juegos Olímpicos.

¡Opina!

Este e-mail ya está registrado en Mar Gruesa. Por favor usa el Formulario de login o utiliza otro e-mail..

Login o password incorrectos

Algo ha fallado...
Avatar

Qué penoso el comportamiento de Medina…

Mar Gruesa es olas, vídeos, fotos, reportajes y el mejor contenido del surfing.

Si navegas por este sitio significa que aceptas las cookies. Las usamos para que tu experiencia de usuario sea la mejor.