Kelly Slater confesaba en una reciente entrevista a Surfline que había hecho el papeleo necesario para pedir una plaza de lesionado, así que una vez concedida, todo apunta a que le veremos otro año más en el Tour.

Hay que recordar que este 2017 se ha perdido 5 de las pruebas desde que se lesionara en un baño libre en J-Bay. Slater es un competidor nato y necesita a la WSL, pero más aún la WSL le necesita a él, y este próximo 2018 será además en el que veamos una prueba del Tour en su rancho del interior de California.

Así que es posible que la lucha entre Gabi y JJ se vea el próximo año aderezada con la presencia de Slater…porque todos sabemos que su sueño sería retirarse con otro título en sus manos.

Apuntar también que la otra plaza es para Ian Gouveia y en chicas para la hawaiana Malia Manuel.