Una solitaria izquierda en mitad del Índico

Un lugar muy parecido al paraíso accesible solamente mediante avión primero y bote después. Disfruta y reza para que no te pase nada malo.

Te interesa

Newsletter

© 2018 Mar Gruesa