Hoy se ha hecho historia en J-Bay. Conseguir una puntación de 20 es algo que no se ve todos los días, y hoy el sudafricano Jordy Smith lo ha logrado por décima vez en la historia de la WSL.

Las olas han sido sencillamente perfectas, por lo que se han visto puntuaciones muy altas y mangas realmente bonitas.

Una vez más en la manga de Julian Wilson (tal y como ocurrió en el ataque a Fanning), un tiburón hacía presencia verca de los surfistas dando saltos, por lo que inmediatamante se ha parado la competición. Una pena porque el espectáculo estaba siendo garndioso.

Mañana más.