-ME LA SUDA (PERO NO)
Estos van con camisetas estudiadamente rotas y el pelo cortado a tijeretazos. Suelen llevar tatuajes como hechos a boli, mal trazados (pero no) y se jactan de pasar de todo aunque la realidad es bien distinta.

En cuanto a sus tablas…. Abundan los garabatos abstractos que bien podría haber hecho un bebé o su perro. Aunque ahora que lo pensamos…. Tal vez estos tipos sean más de gato.

-ME LA SUDA (COMPLETAMENTE)
Estos sí que pasan de todo. Aparecen por la playa con un chándal que la mayoría ni se pondría para dormir. Les da igual eso de combinar colores o que su camiseta esté más desteñida que el jeto de Michael Jackson.

Por supuesto, dicho pasotismo se extiende a sus tablas, en las cuales puedes hallar restos de parafa de varias décadas atrás.

La tabla debió ser blanca en su día.

-SURFISTA MONTAÑISTA
Este tipo de surfista aparece por la playa enfundado en ropa técnica: botas de monte (a poder ser Salomon), pantalón multibolso (no menos de 13), polar térmico y braga para la garganta. De hecho sabemos que surfea porque tiene una tabla y se mete al agua, si no pensaríamos que está inspeccionando algún tipo de ruta forestal alternativa.

Nah, no nos hagas caso tío, tú a lo tuyo. La vida da muchas vueltas y nunca se sabe si al salir del agua uno va a acabar haciéndose un ocho mil. Hombre precavido vale por dos.

-DE POSTAL
Lleva una barbita rebajada milimétricamente, el pelo ensalitrado en su justa medida, unos pantaloncitos remangados simétricamente e incluso gafas de espejo.

Colores siempre de temporada. Suele estar bronceado de forma integral y luce una figura atlética que causa lipotimias a las féminas que le observan desde el paseo.

Sus tablas no son menos. El año pasado solían llevar una HS (Hypto Krypto of course). Nos da que este año importará producto hawaiano.

-ROCKSTAR
Aunque estos no abunden por nuestras costas sabemos que existen gracias a los vídeos.

Son auténticos chicos malos que incluso dicen palabrotas en público.
Llevan las uñas pintadas de negro y anillos con calaveras en varios dedos de su mano. Es tal su adicción a la cerveza que no pueden esperar ni a quitarse el traje… Vamos, que son auténticas estrellas del rock frustradas.

¿Las tablas? Negras y con chorretones, por supuesto. Para eso son tipos dark, que es oscuro en inglés. Últimamente también se les ve bastante con grips delanteros.

-JIPIJO
Declarado fan de las barbas, aunque esto es cuestión de tiempo. Lo que no falla es su amor incondicional por los naúticos sin calcetín o el polo con los cuellos altos. El pelo… ralla a un lado o hacia atrás. El buen gusto que no falte.

¿Las tablas? Un poco de todo: Long, Sup, Fish, Short…

-EL CURRELA
Este buen hombre llega a la playa directamente con la ropa del curro, a veces con el tiempo tan justo que aprovecha para entrar al agua en su hora del pincho.

Le reconocerás porque entra al parking tirando de freno de mano y viene con la furgoneta de empresa.

Es tal su estrés que ni mira el mar. Llega, se quita el mono, se enfunda otro mono y al agua.

…¡Cuídate un poco más hombre, que ese corazón tiene los días contados! No se te ocurra buitrearle una ni, mucho menos, llamarle cara anchoa.