El surfista francés y ex-WCT, Tim Boal, protagoniza este spot que forma parte de una campaña de BMW Alemania. ¿Entraría el coche como parte del trato?