aritz aranburu zarautz surf

De Zarautz a Roka Puta pasando por Playa Gris

Ese tramo de carretera gipuzkoana que en pocos kilómetros contiene algunos de los spots más emblemáticos y surfistas de más nivel de todo el país. Cuando las olas son buenas, el espectáculo suele estar garantizado.

Roka Puta Whopper XXL

El pasado día 4 el mar se puso muy grande en el Cantábrico. Roka Puta era uno de esos sitios que se sabía podía estar gigante…finalmente no fue un baño épico, pero unos cuantos se echaron al gua con un par de huevos. Nada mejor que verlo desde el aire.

Euskonotas. Orrua 2016.

Aquí no hay pases VIP, pulseritas, ni seguratas. Nuestros surfistas dentro y fuera del agua son así de transparentes. Hecho por ellos para vosotros.

Circuito vasco épico en Roka Puta y Orrua

El pasado fin de semana, y coincidiendo con el primer mar serio de la temporada en el cantábrico, se celebraba esta prueba del circuito vasco en el que se vio surf de verdad en olas grande y en olas perfectas.

Roka Puta. 28 de marzo de 2016.

El día amaneció con un mar bastante grande, pero con un fortísimo viento que no ponía las cosas fáciles para remar las olas. Hasta que llegó Axi Muniain y dejó bien claro que cuando se quiere se puede.

Roka Puta. 4 de enero de 2016.

El baño de ayer en Roka Puta ha dado mucho que hablar desde ayer. No fue un día absolutamente perfecto, pero desde luego hubo varios momentos memorables que repasamos en esta galería.

Rokaputa. 31 noviembre y 1 diciembre.

El área de confluencia de Roka Puta-Playa Gris, es una de las zonas calientes en cuanto a olas grandes se refiere. Los pasados días estuvo bombeando y allí estuvieron los que tenían que estar.

Roka Puta. 30 de noviembre de 2015.

Quizás no se cumplieron las expectativas que todo el mundo tenía en esta sesión, peor no cabe duda que el baño del pasado lunes en Roka Puta será uno de los mejores de este invierno.

Imanol Yeregi. Izustarri.

Roka Puta también tiene sus días medianitos, que es cuando rompe un poco más abajo, conecta con Orrua y se deja meter giros. Imanol Yeregi se la conoce como la palma de su mano.