Perfección mediterránea. No preguntes…

Una ola tan perfecta que ni con las mejores condiciones ya va buenísima. El afortunado es Ivan Patón y su amigo Edgar fue quien inmortalizó este momentazo para su posteridad.

Hola

Newsletter

© 2018 Mar Gruesa