Surf legends: Iñigo Iraola

En sus tiempos mozos se le conocía como "El tigre de Gros"; cambió Gipuzkoa por Bizkaia y algunas de sus prioridades cambiaron, pero sigue con el veneno del surf muy dentro.
Facebook
Google+
Twitter
LinkedIn
iñigo
Iñigo Iraola

Del surf sigo esperando lo mismo que esperaba cuando empezaba, levantarme y encontrarme un pico perfecto solitario donde poder disfrutar y poco más

Buenas Íñigo, ante todo, ¿Qué tal? ¿A qué te dedicas en la actualidad?

En la actualidad y unos cuantos años después sigo trabajando en Rip Curl, repartiendo el tiempo entre: ventas y gestión del material técnico en las tiendas, que denominamos Search Lab, que para nosotros son el referente de las Surf shop´s en España y el desarrollo del Marketing y todo lo que ello conlleva: eventos, equipo, publicidad, etc, etc…

Nos alegra ver que el surf sigue formando parte importante en tu vida, pese a ello las perspectivas cambian. Dinos Íñigo, ¿cómo ves el surf en la actualidad y qué esperas de él? ¿Sigue conservando sus dosis de pasión o se ha convertido, más bien, en un trabajo?

Para mí el surf, tras 30 años, sigue siendo mi pasión, independientemente del trabajo que desarrollo que por suerte o porque quizás no podría ser de otra forma, se desarrolla en una empresa de surf que vive por y para el surf.

Estas no son palabras vacías. Muchas de nuestras reuniones laborales intentamos enfocarlas según las mareas y condiciones del mar, eso no quita para que metamos muchas horas, pero esas horas saben bien distintas y se llevan mucho mejor tras una buena dosis de salitre.

Respecto a cómo veo el surf en la actualidad, creo que a nadie se nos escapa que hay boom brutal con muchísimos usuarios más, con escuelas y nuevas marcas emergentes y la profesionalización cada vez más visible del surf de competición y el surf de olas grandes.

Del surf sigo esperando lo mismo que esperaba cuando empezaba, levantarme y encontrarme un pico perfecto solitario donde poder disfrutar y poco más, casi nunca se cumple pero es lo que nos mueve a seguir buscando, ¿no?

La gente de tu generación habéis vivido una época de casi desconocimiento total hacia nuestro deporte, luego un ascenso meteórico y ahora una recesión bastante agravada en su industria. ¿Cómo has vivido cada una de esas etapas y qué has sacado en claro de todas ellas?

La gente de mi generación surfeábamos cuando esto era un estilo de vida, ahora claramente es un deporte, ni antes ni ahora era mejor o peor, simplemente son dos concepciones diferentes.

Yo intento adaptarme y buscar mi hueco tanto cuando empezaba, como ahora que estoy en el ecuador de mi carrera deportiva y laboral, pero todavía me queda mucho por recorrer, olas por descubrir e intentar perder la menos técnica posible y siempre seguir disfrutando de ésta pasión.

De cara a los próximos años, en base a toda tu experiencia, ¿cuál dirías que es la tónica a seguir por las marcas y la evolución del mercado en general?

Son momentos en que como tras todas las crisis, no queda otra que trabajar y trabajar. Yo soy optimista y pienso que aunque no lleguemos a los números de la época dorada del surf, es claro que la industria se está recuperando y va a durar para rato, en nuestras manos está evolucionar y seguir haciendo los productos más técnicos, innovadores e imprescindibles para el surfista, que siga haciendo de Rip Curl la marca de referencia en el sector.

En relación a eso, muchos piensan que las marcas cada vez ganan más pero apoyan menos (a nivel de patrocinios, eventos, campeonatos…) ¿Qué opinas tú?

Esto que comentas es una realidad. Cada vez hay menos riders sponsorizados en alguna medida, menos campeonatos de prestigio para los surfistas y los eventos importantes brillan por su ausencia.

Aquí hay que ser claro y en Rip Curl seguimos con las mismas premisas desde hace tiempo a la hora de desarrollar el sport marketing: Tener el mejor Team Internacional: Mick Fanning, Gabriel Medina, Owen y Tyler Wright, Nikki… Hacer los eventos más importantes: Bells Beach, Peniche. Apoyar el deporte base: (Circuito Rip Curl GromSearch) y búsqueda de nevos talentos.

Nuestra filosofía no cambia en este sentido, puede que estemos equivocados pero creo que todos estos puntos anteriores son un “debe” que cualquier empresa del sector debería cumplir y a día de hoy no se hace.

Cerca de su casa
Cerca de su casa

Viajabas a destinos en los que sólo habías visto unas fotos en la Surfer Magazine y te costaba llegar a un campeonato en Peniche unas 14 horas.

Los medios de difusión también cambian y las grandes compañías son conscientes de ello.

En la actualidad prácticamente prima la web frente al papel o cualquier otra cosa. ¿Qué tónica crees que adoptarán éstas para anunciar su producto o transmitir su filosofía? Y, ¿qué consideras que es lo más importante a la hora de apostar por un medio o una persona en concreto?

Es claro que la web domina al papel desde hace unos años, es una tendencia real, pero es curioso que también sea el momento en que más televisión y prensa escrita se consume.

Las webs están muy bien porque dan una información casi on line y en 5 minutos sabes qué ha pasado al otro lado del mundo, pero casi todas son meras transmisoras de noticias, no hay casi webs que las generen como hacían o hacen las revistas con sus: entrevistas, editoriales o artículos de opinión.

Además, ¿qué sería de una Surf shop sin revistas de surf que te hagan soñar y te transporten a olas perfectas?, eso nunca se pasará de moda y es la sensación que te queda cada vez que miras una revista.

Volviendo a los 90’s, ¿cómo recuerdas la atmósfera que se respiraba entre los surfers que movíais más? Me refiero el ambiente entre vosotros, competidores, patrocinios, gente de las revistas, fotógrafos…

La verdad es que era una gozada. Éramos como una pequeña familia en un continuo descubrimiento y los campeonatos que se hacían eran punto obligado de encuentro para ver lo que pasaba en las playas y los países de alrededor. Viajabas a destinos en los que sólo habías visto unas fotos en la Surfer Magazine y te costaba llegar a un campeonato en Peniche unas 14 horas.

No había internet, ni reservas on line, ni gps, ni cámaras de fotos digitales lo cual hacía, si cabe, que todo fuese más mágico e inesperado.

Todo eso ahora es impensable y casi imposible de creer, pero me alegro de haber vivido esos tiempos en los que no sabías qué olas iba a haber mañana. Llámame romántico si quieres, je je je.

¿Algún momento crucial en tu carrera que haya supuesto un antes y un después?

Ganar el EPSA de Gros (Último gran campeonato de la vieja playa) en el 94’ fue algo que me hizo especial ilusión por las connotaciones que tenía y el mucho esfuerzo y sacrificio que me había costado. Fueron muchas derrotas hasta llegar ahí y la verdad es que fue emocionante.

De Gros de toda la vida. Dicen que la ola de antaño era la hostia, nada que ver con ahora. ¿Cómo recuerdas olas y escena de entonces? ¿Qué opinión te merece la actual?

Yo guardo un grato recuerdo de aquella época en que la gente era muy auténtica y mis mayores eran la primera generación de surfistas y había que ir haciéndose un hueco ahí. Gente como: Juanpe, Pato, Arteche, Caputo, Gabi o los hermanos Lizarraga eran los gallos del momento.

Era muy raro ver por la calle a gente con camisetas de surf y el Muro de Gros era nuestro punto de encuentro y escena radical del Donosti de la época, época dominada por el conflicto político y las drogas. Era a finales de los 80’ y el surf en ese momento ponía una nota de color y era algo muy fresco en esos tiempos tan grises.

La actual escena ha cambiado radicalmente. Antes éramos los jóvenes los que teníamos que escribir las páginas, nuestros padres no estaban tan implicados como ahora porque tampoco hacía falta. Creo que nadie surfeaba a los 12 años. Ahora ya hay un guión pre establecido que cumplir y son los: padres, entrenadores, asesores o monitores de los surfistas los que se ocupan de ello.

Hace tiempo hablábamos con Asier (Ibáñez) y nos contaba que su clave del éxito era la profesionalidad para tener un buen resultado en competición y poder contar así con el apoyo de un sponsor.

Los tiempos cambian y parece que hoy casi triunfan más los perfiles de rider “rebelde” al margen de la competición que el del atleta de toda la vida. ¿Cómo lo ves tú?

Pues yo opino lo mismo que opinaba Asier y creo que siguen levantando más pasiones y teniendo más adeptos gente como: Fanning, Slater, Medina, Moore, Fitzgibbons, que los: Agius, Rasta, etc, etc,

Quizás el único que se salga de la tabla es Dane Reynolds, pero más que por ser más profesionales o por ir de rebeldes, creo que lo que mueve a la gente a seguir a alguien, es la calidad y nivel del surfistas en cualquier tipo de condiciones y no las pintas que lleve.

Por cierto, ¿eras de los que se acostaba pronto o de los que la armabas un poco ;)? Jajaja
¿Alguna anécdota graciosa y confesable durante campeonatos o trips?

Pues hombre antes éramos de socializar, no te lo voy a negar y como sólo nos veíamos de campeonato en campeonato, en función al resultado cosechado, se liaba o no.

Más que anécdota tengo un grato recuerdo de un viaje a Isla Reunión, donde estuvimos surfeando la maravillosa ola de St Leu y disfruté mucho pudiéndolo hacer sobre todo con Aitor Francesena “Gallo”. Creo que fue su mejor campeonato y no te puedes imaginar lo bien que surfeó, lo bien que lo pasamos y que sobremesas hicimos con la peña de Zarautz, desde aquí un fuerte abrazo a Aitor, es un gran ejemplo de actitud para mí y creo que para toda la gente del sector.

Muchos de tu época han acabado vinculados a marcas para las que surfearon en su época competitiva. ¿Sigue habiendo esa unión marca – rider o es cosa del pasado?

Por otra parte, esa salida (team manager, repre…) ya es más limitada para la gente de ahora. Parece que triunfan más las escuelas, camps… ¿Qué otras opciones viables ves como salida profesional para un surfer con sponsor pero que no llegará a pro? ¿Algún consejo a las nuevas generaciones?

Sí claro esa unión sigue presente. En nuestro caso la última incorporación a la red laboral en Rip Curl, ha sido Pablo “Guti” Gutiérrez, que lo está haciendo super bien y ya tiene un puesto destacado en la estructura europea.

Respecto a la salida profesional, es cierto que está cada vez más complicado ya que las estructuras actuales de las empresas requieren cubrir menos puestos y es por eso que hacemos especial hincapié en que nuestros riders se formen bien y estudien, ese va a ser su verdadero futuro, dentro o fuera del sector del surf, cada día hay que estar mejor preparado.

Y, ¿qué hay de ti y de tu futuro? ¿Algún nuevo plan o proyecto en el que estés embarcado?

Sigo embarcado en el mismo proyecto que empecé hace ya años, disfrutar de la familia y el surfing y seguir intentando hacer bien las cosas en Rip Curl

Pues nada Íñigo, muchas gracias por el buen rato que nos has hecho pasar y a seguir disfrutando de la familia y de las olas

¡Gracias a vosotros por acordaros de mí! Espero no haberos aburrido demasiado
¡saludos!

Te interesa

Newsletter

© 2018 Mar Gruesa