#Shapers 4. Taz.

Taz es un emblema, una marca, una varita mágica e invisible que se esconde tras cientos de tablas sinónimo de calidad. Pero, por encima de esas cosas hay, ante todo, una gran persona. ¿Quieres conocerle? Sigue leyendo.
Taz. Foto: Pukas
Taz. Foto: Pukas

Cuando el resto duerme, yo trabajo.

Bueno Taz, tu nombre ya le suena a todo el mundo y es sinónimo de buenas tablas “high performance”, pero cuéntanos un poco acerca de quién está detrás de esa firma

Siempre fui muy mayor para mi edad. Con 12 años empecé a reparar y a re-shapear tablas viejas que me encontraba en la basura.
Con 15 me fui de casa a vivir en Australia donde trabajé para un shaper local barriendo a cambio de una habitación donde dormir en su casa. Y a partir de ahí empecé a viajar y a trabajar con gente de todo el mundo, desde Tim Patterson a Mayhem, Maurice Cole, Pat Rawson, Channel Islands…

Con 16 vine a Pukas por primera vez y empecé a trabajar con ellos a escala grande con mi propio sello.

Eres un tío jovencísimo y, sin embargo, tus tablas ya son usadas por surfistas de primer nivel. Esto resulta inusual en un mundo como el de los shapers.

¿Cómo has logrado semejante nivel y repercusión en tan poco tiempo? ¿Cuál crees que ha sido el hecho  más importante que ha favorecido dicho ascenso?

Cuando el resto duerme, yo trabajo. Cuando el resto come, yo estudio. Y cuando el resto descansa por la tarde con una película, yo sigo trabajando.

Siempre he tenido la filosofía de que consigues la cantidad de éxito en relación del trabajo que metas. Talento y suerte es un mito.

Precisamente, como comentábamos, el hecho de hacer tablas para gente de tan alto nivel te obligará a matizar ciertos detalles al milímetro.

¿Cómo es tu comunicación con los pros? Suponemos que su feedback es algo esencial, ¿no? ¿Qué aspectos soléis trabajar con especial cuidado?

Pues al viajar mucho y tener también varios proyectos paralelos, a veces la comunicación y cercanía puede sufrir un poco. Pero creo que ante todo, lo más importante es ser un amigo con cada persona con la que trabajas, porque si eres realmente un amigo, se puede retomar en cualquier momento el feedback y entender e interpretarlo mejor también.

En las tablas todo se termina a mano, por tanto, precisión milimétrica no existe. Al igual que con los pros al probar las tablas, tienen mucha subjetividad y depende mucho de la situación en la que estén en el momento (presión de campeonatos, falta general de olas, planes de viaje… etc).

Así que es un trabajo de mucho probar, escuchar y experimentar.

Tienes un especial vínculo con Pukas ¿Cómo surgió esa relación y, sobre todo, cómo es formar parte de una marca de tablas tan importante? 

Fue mi meta desde pequeño. Y desde que la familia me abrió los brazos y empecé a trabajar con ellos, he tenido una experiencia de vida que no vendería por mi alma.

A través de amigos comunes y hubo un click instantáneo que nos hizo empezar a trabajar cada vez más juntos. Les conocí con 16 y tengo 20 años ahora. He pasado toda mi evolución de adolescente a adulto con ellos a mi lado.

Con un futuro tan prometedor y tanto camino por delante, ¿cuál es tu siguiente paso a dar y qué planes te gustaría llevar a cabo?

El siguiente paso siempre es despertarse y hacerlo lo mejor posible todos los días.

En cuanto a planes particulares tenemos miles hahaha…

Hay muchos surfistas jóvenes que apoyamos con los que estamos muy motivados, ya sean los hermanos Amatriain, Dean Vandewalle, Luisito Diaz, etc…Natxo está pegando muy fuerte también, y estamos siempre a pie de cañón con él.

Ahora mismo estamos implementando una estructura de colaboraciones mundiales para shapear en distintos países, desde Bali a Japón, Australia, etc…

El shape siempre va a depender de la dirección que tenga en cada momento. Es imposible predecirlo. Si supiéramos cuáles serán las tablas del futuro, ya las estaríamos haciendo todos, hoy. Aunque por lo pronto sí puedo decir que veo mucha promesa en diseños asimétricos y algunos experimentos de materiales innovadores que estamos haciendo.

Y metas personales pues buff… Te podría escribir un libro. Pero resumiendo: quiero terminar el grado de Bellas Artes que estoy haciendo ahora mismo, quiero sacar una licencia en arquitectura naval, quiero hacer un salto BASE con traje de alas de la estatua de Jesucristo en Rio de Janeiro, escalar el muro CAPITAN de Yosemite, hacer la ruta 66 en un GTO descapotable y mil otras mas que ya os contare otro día.

Sirviéndonos de tu experiencia dentro del mundillo, ¿cuál crees que es la tendencia a seguir en las tablas de alto nivel en los próximos años?

Así como los años atrás la tendencia había sido mucho más de tablas cortísimas, creo que ahora todo se mueve un poco más hacia lo tradicional.

Los surfistas, tanto profesionales como amateur, están volviendo a apreciar que un surfista tenga buena línea y sepa carvear una ola de principio a fin, usando maniobras aéreas como aditivos a ese surfing, en vez de la mentalidad de ponerse de pie y buscar nada más que la rampa.

Pese a que cada shape sea un mundo y en todos se acabe volcando el cariño y la dedicación, ¿cuáles dirías que son las diferencias a la hora de afrontar un diseño para un pro con respecto a otro para un surfista “cualquiera” de la playa?

Volumen. Eso es la cosa principal que lo diferencia hoy en día.

Los diseños que usa un atleta de élite están muy cerca de lo que usa un fin de semanero, la principal diferencia es la cantidad de volumen que esa persona necesita en comparación con un atleta.

¿Qué opinas de los shapers artesanos de tablas retro? ¿Te atrae algo esa faceta? ¿Crees que algún día podrías llegar a experimentar con formas raras y resinas tintadas?

Todo lo artesanal tiene su mérito. Sin embargo, cuando shapeas un volumen de tablas por encima de las 1500 anuales, es importante tener un control más militarizado de la producción, ya que de forma artesanal no se puede conseguir el nivel de consistencia que queremos.

Eso sí, cuando estoy a solas me pongo muy creativo y no tengo miedo a cagarla un poco.

¿Alguna inspiración – shaper favorito que haya influido especialmente tu trabajo?

Fan y amigo eterno de Tim Patterson.

Ya para terminar, con respecto a tu rutina o trabajo diario, ¿cuánto tiempo dedicas a shapear y qué número aproximado de tablas puedes producir al mes?

Mi rutina empieza a las 4:30am.

Cuando me levanto todos los días empiezo con media horita de estiramiento y meditación. Luego me doy un paseo de una hora en ayunas para despejar la mente, buen desayuno, entrenar y lleno de polvo con un taco en la mano para las 10. Me paso mayoritariamente las mañanas en la fabrica cuando estoy en España. Luego el resto del día consiste de emails, llamadas y estudiar entre comidas.

Pues nada Taz, muchísimas gracias por tu tiempo. Nos has hecho pasar muy buen rato y, sobre todo muy productivo. Te deseamos mucha suerte en tu futuro y que sigas  con las mismas ganas de darle caña al asunto 😉  


Gracias a vosotros por siempre tenerme en cuenta para vuestros proyectos.

Ya que me despido, molaría darle unas gracias también a VISSLA por el apoyo que me dan y lo fenomenal que están haciendo su proyecto.

A la familia Pukas por supuesto.

Y bueno una abrazito a mi padre y mi madre nunca sobra tampoco.
Agur!!

Te interesa

© 2018 Mar Gruesa