Shapers #2. Kiko & Luis Tomás Gil / BackYard Surfboards

Para esta segunda charla con shapers nos hemos ido al mediterráneo, más concretamente a Murcia, a interesarnos por el trabajo de BackYard, una gente que no ha cejado en el empeño de hacer cosas bonitas y con esencia pese a no encontrarse en el entorno más propicio.
Facebook
Google+
Twitter
LinkedIn
iko & Luis Tomás Gil / BackYard Surfboards
iko & Luis Tomás Gil / BackYard Surfboards

¿Cuándo empiezas a hacer tablas? y, sobre todo, ¿por qué? ¿No es más fácil ir a la tienda y comprarte una? 

Desde niño me ha encantado construir y fabricar mis propios inventos.

Siempre estaba buscando algo nuevo que crear, reparar o transformar. En esto de las tablas de surf empecé al mismo tiempo que empecé a surfear. Al principio por necesidad, las tablas se rompían con el uso y empezamos a repararlas y transformarlas. Las tablas que podíamos conseguir en aquel entonces por nuestra zona estaban diseñadas para olas diferentes a las que solemos surfear en el mediterráneo. Fue entonces cuando decidí, junto con mi hermano Luis, que no sería tan complicado fabricarnos nuestras propias tablas de surf, para las condiciones de olas que teníamos.

Está claro que hubiese sido mucho más fácil ir a la tienda soltar cash y llevarte tu tablita bajo el brazo. Pero para mí, el poder surfear con una tabla hecha por uno mismo al 100%, no tiene precio.
 
En un primer momento te habrás dado cuenta que no todo era tan sencillo como parecía.  ¿Cuáles fueron las mayores dificultades que se te plantearon en el shape al principio?

Exactamente. Al principio parecía que sería fácil pero, como todo, hasta que no te pones manos a la obra no ves realmente los problemas que surgen.

Al principio eran problemas por todos lados. Teníamos una leve idea de cómo fabricar tablas, muy poca idea de los materiales que se utilizaban, no teníamos apenas herramientas ni un sitio para poder trabajar bien. Con todo esto, los resultados no podrían ser muy buenos y así fue, las primeras tablas fueron unas chapuzas.

Pero con muchas ganas, mucho trabajo y mucho ‘‘ensayo-error’’ fuimos dando con la tecla.

Haciendo las cosas despacito pero con buena letra, siendo humildes y constantes al final con el tiempo vas llegando a la gente

Mucha de la gente que se dedica a las tablas retro le presta especial atención al diseño, tintado, acabado… ¿Cuál es tu leitmotiv?

Me encanta el surf y sus tablas. Pero sobre todo las tablas retro, tintadas, con resin panels, pulidas, con telas o con formas poco convencionales, asimétricas, sin quillas, flex-tail…No soy de los que le gusta fabricar, ni surfear el típico shortboard thruster. Creo que hay un amplísimo abanico de formas, quillas y maneras de construcción para que nos limitemos a un solo tipo de tabla.

Como en todas las cosas que empieza a hacer uno, lo más difícil es darse a conocer y que la gente se anime a dar el paso y confiar en tu producto. ¿Cómo te has ido abriendo camino? 

En un principio solo hacíamos tablas para nosotros mismos, para poder surfear diferentes tipos de tabla y surfear con shapes difíciles de encontrar.

Siempre me ha gustado hacer tablas atractivas visualmente, que las veas y quieras acercarte para verlas más de cerca. Aparte de hacer tablas curradas y bonitas lo más importante es hacer ver que también funcionan, junto con mi hermano grabamos y editamos videos surfeando con nuestras tablas en olas mediterráneas y de océano, para que la gente pueda ver cómo van.

Haciendo las cosas despacito pero con buena letra, siendo humildes y constantes al final con el tiempo vas llegando a la gente. También el boca a boca, un cliente satisfecho es la mejor publicidad que puedes tener. Creo que deberíamos ser menos maniáticos, más lógicos y surfear tablas acordes a las condiciones de olas y nivel de surf… Se trata de disfrutar, no de llevar la última tabla high-performance o que has visto en el último video de la WSL.
 
En base a lo anterior, ¿cómo es tu trato con el cliente desde el primer contacto hasta la entrega? Suponemos que al tratarse de una “marca pequeña” todo será más cercano y personal, ¿no?
 
Exactamente, todas las tablas que hemos fabricado hasta ahora son customizadas 100% a gusto del cliente. La mayoría de nuestros clientes suelen ser de nuestra zona o cerca, por lo que el trato suele ser directo. Si les surge cualquier duda en el shape o glass de su tabla se pueden pasar y verlo in situ.

Es mucho mejor quedar, tomarnos una cerve y hablar en persona que hablar por teléfono o email.

¿Participas en las ideas que te proponen (a través de consejos de shape, propuestas creativas en el diseño…) o te limitas simplemente a ejecutar lo que te piden para que no haya quejas?

Creo que ese es un papel fundamental en el shaper. Aparte de dar forma a tu nueva tabla, creo que tiene que ser buen consejero y recomendarte la mejor forma para tus necesidades. Hay mucha gente que llega con la foto de una tabla y pide una réplica exacta, colores y shape. Sinceramente no me gusta. Me gusta hacer que mis tablas sean únicas y no copias o replicas de otras.

Aunque muchas veces tienes que pasar por el aro y hacer lo que el cliente te pide. 

Después de todo este tiempo, ¿cuál dirías que es tu mercado? Es más, ¿por qué crees que te busca ese perfil concreto de surfer?

Nuestro mercado es mayormente local, surfistas que surfean la mayor parte del año en el mediterráneo.La gente que compra nuestras tablas lo hace por distintas razones. Porque son tablas 100% custom, nos adaptamos a diferentes formas de construcción y materiales y porque quieren impulsar que salga material fabricado en el mediterráneo, por y para surfistas del mediterráneo.
 
¡Eso nos interesa!, ¿cómo es la escena de tu entorno? (nos referimos a olas, gente, locales, tradición…) Háblanos un poco de ella, por favor

Hay poca cultura surfera, aunque en los últimos años ha evolucionado de una manera brutal y ya es difícil bañarte solo los días de olas.

Hasta hace pocos años eras un bicho raro si andabas buscando olas, pero poco a poco eso está evolucionando y hay cada vez más consciencia de que también hay olas en el mediterráneo y que se puede practicar sin problema. Hay muchos días de mar plato y cuando hay olas normalmente son de viento y sin periodo.

Esto nos hace ser menos sibaritas en cuanto a olas se refiere, con poco que se mueva el mar ya estamos todos revolucionados haciendo kilómetros arriba y abajo para ver donde nos podemos bañar. Aunque este mar también nos regala días de mar consistente que nada tienen que envidiar al océano y además sin mareas jajaja
 
En cuanto a la escena de shape nacional… ¿Qué nos dices?

Personalmente conozco a muy pocos, pero sigo los trabajos de muchos de ellos por internet y redes sociales.

Me encantan los trabajos de los pequeños artesanos, alejados de las CNC que se curran mucho sus trabajos. Me gustan mucho las tablas de Monster, Chusma, Self, Flama con la madera, las quillas y tablas de Neyra y muchos más …Y en un ámbito más local o cercano, gente como Radesega que hace cosas muy chulas y diferentes o Richpeoplethings con sus tablas de corcho. 

Bueno Kiko, ha sido un placer, te dejamos en tus quehaceres y tus foams 😉  Muchas gracias por tu tiempo. Si quieres cerrar diciendo algo…

Animar a todos el mundo a que apoyen a sus shapers locales y las pequeñas marcas que hacen las cosas con cariño y pasión y no se dejen guiar tanto por las grandes marcas. Muchas gracias a Margruesa por la entrevista y un saludo a todos los surfistas mediterráneos, que aquí también hay olas!!! jajaja 

Te interesa

Newsletter

© 2018 Mar Gruesa