Rodrigo Megido

Rodrigo Megido

Son muchas las quedadas nocturnas por Gijón pasando frío y disparando a cualquier cosa que se nos pusiera por delante.