Owen y Wilko. Ciudad del Cabo.

Tras la no finalización del campeonato del año pasado en J-Bay, y aún con la paranoia del ataque que sufrió Fanning, estos dos jabatos se fueron al paraíso del tiburón blanco; allí encontraron olas perfectas, frío y por supuesto escualos de dimensiones gigantes.

Newsletter

© 2018 Mar Gruesa