No se trata de una serie de capítulos llenos de acción. Es más bien un formato documental en el que el surf es el motor, pero la excusa para mostrarnos historias que se dan en la carretera.