La temporada de olas no está siendo la mejor en Hawaii, por eso la gente se entretiene con lo que puede. En la casa de Rip Curl el argentino Lele Usuna retó a la gente a que podía remontar hasta el pico de Pipe desde enfrente de la casa. El resto, con Medina como cabezilla de la oposición, le pagarían 500$ si lo conseguía.

Era uno de esos días feos en la North Shore, con el mar grande y tocado. La tarea no parecía fácil.

¿El final? Sólo tienes que verlo.