Jesús Maria Guerra

jesus maria guerra surf
Lanzaroteño afincado en Galicia. Una persona que se toma muy en serio lo que hace, entrenar a surfistas.
jesus maria guerra surf
Jesus Maria Guerra. Foto: Chus Carvajal

Quiero poder ayudar y sumar a que el surf nacional, y el europeo estén en el lugar que les corresponde.

¡Buenas Jesús! Antes de meternos en materia, y para que la gente pueda conocerte un poco mejor, cuéntanos de dónde vienes y de dónde surge tu interés hacia el aspecto técnico del deporte.

Buenas, muchas gracias por proponerme esta pequeña entrevista.

Vengo de Lanzarote, mi hogar y mi casa, de donde siempre seré. Mi interés por el deporte surge del núcleo familiar. Mis padres fueron muy deportistas y con especial mérito de superación en el caso de mi padre. Ha sido luego, con los años y el conocimiento en diferentes metodologías del entrenamiento las que me han llevado a lo que soy, sobre todo en el ámbito del surf.

No me llamo preparador ni suelo llamar a los compañeros así. En el surf nacional hay la mala costumbre de llamar a los entrenadores preparadores, lo que se vincula y relaciona con preparadores físicos y algunos de nosotros tan solo supervisamos ese aspecto y nos centramos en otros más determinantes o influyentes en el rendimiento del surfista (tengo un equipo que se llama ATP que lleva la preparación física de mis surfistas, son unos preparadores increíbles con un centro de entrenamiento personal muy bueno).

Esta idea hace que buenos surfistas tan solo busquen preparadores para mejorar su nivel o resultados competitivos con la limitación que esto supone.


Suponemos que, tanto los resultados como los conocimientos técnicos correspondientes a una disciplina, son el fruto de una dilatada experiencia. Háblanos de tu trayectoria.

Creo que hay diferentes tipos de experiencias. Hay compañeros que han conseguido sumar considerablemente en diferentes proyectos gracias a la mucha experiencia, pero no precisamente en el ámbito del surf. Gente que ha trabajado en clubes de deslizamiento como patinaje de alto nivel, gente que ha trabajado en proyectos federativos de otras disciplinas… Normalmente en pocas ocasiones se consigue que el conocimiento empírico del ámbito del surf cree un avance para la evolución del surf.

Nosotros, en cuanto a conocimiento, tenemos un “problema” en el surf. Cuando estaba en la facultad y tenía que resolver por ejemplo una carencia de determinados jugadores de fútbol para realizar un desmarque en ruptura con pase, tenía grandes profesionales en la facultad y muchísima bibliografía teórica, así como tareas para la puesta en práctica para corregir esta situación en concreto. En el surf esto no existe.

Toda la bibliografía técnica científica tuve que revisarla hace relativamente poco para mi tésis y no hay nada de conocimiento válido que esté tan cerca y de manera explícita hacia el rendimiento del surf. Tan sólo algún artículo sobre descripción de las capacidades físicas en la competición.

La única puerta que abre actualmente el conocimiento hacia la metodología del entrenamiento de este deporte es el estudio y la investigación. Si tienes experiencia… mejor. Podrás encontrarle el sentido a la misma e incluso filtrar lo que es correcto de esas sensaciones y lo que no lo es.

Pese a la constante profesionalización que vemos en el surf año tras año, la figura del entrenador aún continúa siendo muy desconocida para el gran público.

Está claro que en otros deportes como el fútbol o el tenis, el entrenador juega un papel esencial. No obstante parece que aún no nos percatamos de vuestra importancia en el surf. Dinos Jesús, ¿en qué medida vuestro trabajo determina el rendimiento y el nivel de un surfista?

Es difícil responder a eso. ¿En qué grado o medida, determina el trabajo de Toni Nadal sobre Rafa Nadal?

El grado no lo sé, pero sé que es determinante. Yo no tengo duda y que lo es en sentido positivo tampoco lo dudo.

Alguno es capaz de plantearse que quizás sin Toni Nadal hubiese conseguido más. Creo que aún siguen en el aire ideas de este tipo en la figura del entrenador de surf en el ámbito nacional. Fuera no ocurre así.

Igual que grandes surfistas nacionales limitan a sus “entrenadores” a ser “preparadores” porque piensan que que les van a enseñar de surf o de competición alguien que no tiene su nivel. Igual que hay ideas que creen que algunos entrenadores pretenden colgarse medallas aprovechándose del nivel de algunos surfistas… etc. No son más que ideales con fecha de caducidad. Ya ha ocurrido en otros deportes.

Llegados a este punto, y pese a que muchos no lo entiendan, está claro que el entrenador no ha de surfear tan bien como el surfista. Acláranos pues, al margen de lo físico, cómo podéis corregir aspectos técnicos en el agua. Ya sabes, todo el tema de las vídeo correcciones…

Hay algunas cosas que ya son fundamentos del surf, es decir, que pertenecen al conocimiento válido/ real/ científico. Digamos como que es un deporte principalmente técnico, sobre todo en etapas de desarrollo jóvenes.
A partir de ahí debemos supeditar, por lo general el resto de aspectos al técnico, como son el físico, el táctico y no tanto el psicológico porque a su vez determina la capacidad de mejora de patrones motores (que son las maniobras) que es la técnica.

Hay dos aspectos que, desde el entrenador, influyen en la mejora de la técnica de su deportista.

La primera es conocer el análisis de la misma. Es pura biomecánica, que en el caso del surf es algo muy complejo porque está en íntima relación con la mecánica de fluidos y las olas. La cuál se define como lógica interna (son los movimientos concretos que nosotros ejecutamos) y lógica externa (todo lo que el entorno cambiante condiciona a los movimientos que nosotros hacemos).

En segundo lugar, no sólo vale con saberlo sino que tienes que ser capaz de enseñarlo y esto es lo realmente difícil del surf como entrenador. Tienes que ingeniar, a través de diferentes didácticas y procesos de enseñanza, la manera de condicionar a tu deportista. Es decir, tienes que manipular a tu deportista para ser capaz de acercarlo al patrón motor correcto o técnica ideal.

Hay algunos ejemplos de este tipo pero tampoco quiero dar mucho la chapa….


El perfecto ejemplo lo tenemos en Glenn Hall (entrenador de Tyler Wright, Wilko y Owen Wright), ex surfista Ct que no ha destacado por su carrera como competidor pero sí como entrenador.
¿Qué opinas de su trabajo? ¿Qué aspectos destacarías?

Bueno, para mí siempre ha destacado como competidor (quizás no como surfista, no veo a Glenn Hall siendo un gran free surfer, eso es muy cierto). Igual que Aritz, porque no es fácil llegar a ese top y aguantar sabiendo que hay gente, nuevas generaciones que vienen con un potencial y capacidad de obtener scores, abanico, repertorio más amplio que el tuyo… Pero aún así tu capacidad táctica competitiva y tu fortaleza mental y determinación son capaces de hacerte estar ahí arriba y ganar a quien sea donde sea.

Éste creo que es el gran fuerte de estas personas y de Glenn Hall como entrenador, por lo que me han comentado gente que ha entrenado con él (yo no lo conozco). Dicen que es un gran motivador, que tiene buen análisis de la competición: colocación, selección de olas, aprovechamiento del potencial de la misma, gestión del tiempo de manga, gestión de prioridades… Etc. Todas estas cosas que pertenecen a la táctica y al estado psicológico con el que te enfrentas a la competición.

Todos sus riders ya eran grandes surfistas, quizás hayan mejorado algo su surf, pero sobre todo lo que han mejorado es su nivel competitivo. Cualquiera que entre ahora contra un rider de Glenn Hall en competición sabe que la manga no se la van a regalar.

Decíamos que el de Glenn es el perfecto ejemplo ya que no sólo se cumple la premisa de que el entrenador no posee el nivel de surf de su pupilo sino que además catapulta su rendimiento al máximo nivel.

Viendo casos como éste Jesús, queda claro que, a diferencia de décadas pasadas, en el deporte actual ya no queda sitio para los talentos innatos que no trabajen.
¿Qué opinas al respecto?

El talento siempre será un gran favorecedor del nivel de surfing, pero no como lo entendemos generalmente. El talento surge de condicionantes que, en muchos casos, el ser humano no es capaz de detectar.

Hay un libro que se llama “Las claves del talento”, de Dan Coyle, que habla mucho sobre el sentido y concepto de talento y también sobre lo que comenté del proceso de enseñanza, aprendizaje y cómo condicionar o manipular a un deportista para su mejora.

Por otro lado, sé es verdad que ese ideal de que alguien debe ser mejor que tú para poder enseñarte ya está caducando, pero tristemente aún lo escucho.

Voy a poner un ejemplo muy directo y esclarecedor: Mi mentor. Él es el director técnico nacional de la Federación Portuguesa y mentor del seleccionador nacional Portugués (que tantos títulos esta consiguiendo) además de otros 2 compañeros que trabajan como entrenadores de surf en España y otros tantos por Europa y el mundo. Esa persona, creo que no nos ganaría una manga de 20 a ninguno de los que ha formado directa o indirectamente en la vida. Y no porque seamos grandes surfistas, ni mucho menos, sino porque se pone de pie con un evolutivo y poco más. Por lo que creo sinceramente que la clave está en el conocimiento.


¿Te atreverías a decir cómo de importante es el talento y cómo lo es el trabajo duro y el entrenamiento cuando lo que se buscan son resultados competitivos?

Es una pregunta muy difícil. Responderé desde el lado que me toca como lo he hecho hasta ahora, es decir, como entrenador, como formador.

No sé, en relación al surf, pero sí sé que es mi obligación profesional preparar a los jóvenes y no tan jóvenes para su futuro dentro y fuera del deporte. Prepararlos para ser personas con una vida feliz, plena, satisfactoria y, a ser posible, humilde.

Probablemente de la gente que he entrenado tan solo un 2,5 % se puedan llegar a considerar profesionales en algún momento de su carrera, pero todos ellos van a tener una vida a la que dar cuentas, independizarse, buscar una profesión, amigos, familia… etc. Nunca dejo que ningún deportista mío, por muy bueno que sea o mucho talento tenga, deje de cultivar su mente hacia alguna profesión o algo que le pueda gustar en el futuro.

Si hubiese algún surfista leyendo esta entrevista con la duda de buscar entrenador, ¿qué sería lo primero que le recomendarías o aconsejases?

Que busque un entrenador, sin duda. Pero que tenga cuidado dónde, con quién… Etc.

Las etapas deportivas en edades jóvenes son mucho más importantes de lo que creemos para el desarrollo personal. La práctica guiada, dirigida con continuidad y exigencia es una pieza fundamental en la vida de una persona. Y más en los tiempos que corren.

Y tú como entrenador, ¿cuál consideras tu mayor satisfacción, reto, aspiración?

Volver a casa con la sensación del deber cumplido. Volver a mi tierra, Lanzarote, retirarme allí. Poder darles a mis hijos lo que mis padres me dieron, quiero que no sea muy tarde, dependerá de lo que tarde en conseguir profesionalmente lo que quiero. Quiero poder ayudar y sumar a que el surf nacional, sobre todo, y también el Europeo estén en el lugar que les corresponde.

Tengo otra aspiración más egoísta pero esa nunca la digo, me la quedo para mí… Jajajaja.

Por cierto, ¿qué opinas del increíble a auge de las escuelas y ciertos monitores con experiencia cuestionable?

¿Beneficia realmente el surf o, más bien, es un mero negocio?

Sólo quiero decir dos cosas al respecto. Y es que no soy escuela, ni club. Lo digo muy a mi pesar porque sé cuáles fueron las intenciones y los motivos por los que se crearon estas figuras asociativas y me siento fielmente reconocidos con ellos, pero el surf nacional ha prostituido su esencia y lo ha contaminado.

No quiero que me relacionen en ningún sentido con ellos. Prefiero que me relaciones con otro club de cualquier otra modalidad deportiva que también tiene proyecto formativo en surf (hay alguna excepción que sí que me parece positiva y admirable).

La segunda es que las federaciones tienen obligación de cumplir con los requisitos de las titulaciones oficiales. No sólo administrativamente, sino también en lo que se refiere a contenido, programa, profesorado, exigencia de las pruebas de acceso… etc. Éste es el pilar fundamental del futuro del surf nacional.

Ahora mismo solo conozco una federación que lo haga realmente bien y otra a medias.

Bueno Jesús, deseamos que sigas tu camino tal y como te lo has planteado siempre: de forma profesional y seria.
Muchas gracias por dedicarnos estos minutos.

Pues la verdad… Simplemente agradeceros el interés. Me he sentido muy cómodo.
También pedir disculpas si en algún punto he sido muy técnico y, por supuesto, siento ser tan crítico si a alguien le ha parecido en relación al panorama del surf nacional.

Te interesa

© 2018 Mar Gruesa