Intimasea

Pretender que chicos y chicas somos iguales es una estupidez. Ellas son las bailarinas de las olas y nosotros jamás seremos capaces de movernos como ellas lo hacen.

Te interesa

© 2018 Mar Gruesa