Heath Joske. 25 minutos de éxtasis en J-Bay.

Concretamente es el tiempo que duró su manga en un J-Bay perfecto que le hizo olvidar que llevaba una lycra encima y que por momentos le hizo sentirse como los que varias décadas atrás descubrieran una de las olas más perfectas del mundo.

Te interesa

Newsletter

© 2018 Mar Gruesa