La polémica surge cuando al principio de la manga viene un ola con buena pinta. No hay prioridad, pero Kanoa que está más metido en el pico la rema y en el último momento decide no cogerla. Mick, que está un pelín más abajo se echa para atrás pensando que el americano la cogería y pierde la ola, con lo cual reclama la prioridad dado que la nueva regla de la WSL así lo contempla. No se la dan y viene una ola que Kanoa destroza y consigue la mayor puntuación de la manga. Un hecho que sin duda determinaría la manga, pero que debió ser penalizado en el momento.

Un buen rato después (unas 3 mangas más tarde) la WSL decide dar la manga por nula y será repetida hoy. ¿Es justo ésto? Es decir, si ha sido una mala decisión de los jueces, ¿qué culpa tiene un competidor, en este caso Kanoa?

Los jueces deberían asumir las consecuencias y las mangas, como los partidos de fútbol, terminar con el pitido de la bocina, ¿o es que se va a repetir la final de una Champions porque resultó no haber sido penalti? …Tonterías.