Aritz Aranburu sobre el tour, sus proyectos y la vida

Lo que iban a ser 5 minutos se han convertido en una charla super entretenida.

aritz-aranburu-©pacotwo-5397
A sus 32 años, tiene aún mucho recorrido en el mundo del surfing profesional. Su físico y su mente son las herramientas que utiliza para seguir viviendo ese sueño. Pero vivir el momento con intensidad no le impide tener planes para el futuro.

“Alrededor tuyo empiezas a escuchar la palabra veterano, pero cuando compito contra un chaval de 18 años yo me siento como él”

 

Buenas Aritz ¿cómo te va últimamente?

Pues he estado compitiendo en Japón donde no me fue muy bien y ahora estoy en Arica (Chile), un campeonato con menos estrellas pero con olas de verdad, y eso me motiva mucho.  Hay mucho nivel, gente a la que le gustan los tubos. Dan bueno para toda la semana, así que estoy con muchas ganas.

 

En Portugal te fue muy bien con ese segundo puesto, ¿te cambió la manera de ver las cosas de cara a la temporada?

Es verdad que cuando haces un buen resultado, te da buen rollo y piensas en los siguientes con más positividad. Lo de Santa Cruz estuvo muy bien, y aunque el resultado pudo ser aún mejor, me gustó mucho cómo encaré toda la semana . Estuve con Almudena, Andy, Gony, Hodei…muy conectado y desconectado a la vez. Quiero coger esa sensación y llevarla a otros sitios.

También me suele gustar estar Leo, que va a saco y eso me gusta, siempre se te pegan cosas.

 

Qué guay, molaría verte de nuevo ahí arriba.

Llevo un montón de años haciendo campeonatos. Fue terminar el bachillerato y empezar a full. Son ya 14 años y me sigue encantando competir, es bueno para ponerse objetivos y metas. En los últimos años he sentido que tengo una necesidad de tener otros apartados en la vida por los que luchar y crecer. Intento llevar una balanza entre esas cosas nuevas y lo que he hecho toda la vida, que es competir.

Cuando recapacitas, las cosas buenas pesan el doble que las malas. A veces cuesta darte cuenta que, de ser un chaval que quiere quitar el puesto a un surfista de renombre, pasas a ser el que defiende ese puesto frente a un chaval. Alrededor tuyo empiezas a escuchar la palabra veterano, pero cuando compito contra un chaval de 18 años yo me siento como él, con la ventaja de tener la experiencia a mi favor.

La competi me llena un montón, pero mis rutinas han cambiado. Antes era más robótico en ese aspecto. Por ejemplo, siempre surfeaba en la ola del campeonato antes de las mangas aunque hubiera 100 personas, pero ahora igual prefiero surfear en otro pico de los alrededores sin tanta gente..

A principios de año por ejemplo falté a un campeonato en Australia. Había un swell en otro lado del mundo y ni me lo pensé. La última vez que me clasifiqué en el Tour fue de esta manera, haciendo campeonatos, pero también viajando mucho por libre. Aquel viaje con Kepa a Indo, etc…luego iba a los campeonatos de otra manera.

Tengo campeonatos comodines y otros fijos. Cuando estoy libre estoy siempre dispuesto. Es verdad que cada vez tengo más responsabilidades, y hacer estos viajes express son un poco egoistas porque puedo dejar marrones en casa y sólo piensas en ti; pero por lo menos soy consciente de ello e intento compensarlo a mi vuelta o antes de ir.

 

“Voy a intentar alargar mi carrera todo lo que pueda, soy un yonki del surf”

 

Disfrutando de la temporada hawaiana. Foto: Bosko/Quiksilver

 

¿La palabra retirada no está entre tus planes?

Todavía no me ha pegado fuerte en ese aspecto. Mi mayor pasión es encontrar una nueva ola con un par de amigos, para mi no hay mejor que eso en el surf, esa es mi droga. Lo comparo a ganar un campeonato, pero para ganarlo te tienes que enfrentar a un montón de gente y cuesta mucho. Pero cuando viajas,  cojas buenas olas o no, ya sólo el viaje me llena un montón.

Voy a intentar alargar mi carrera todo lo que pueda, porque soy un yonki del surf;  a veces me cuesta encontrar gente con semejante nivel de enganche.

Puedo llegar a las 6 de la tarde a casa de un viaje largo por campeonatos, pero estoy dispuesto a marcharme al día siguiente a las 4 de la mañana dónde sea si el parte es bueno.

 

La verdad es que en casa no hemos tenido un buen invierno pero has sabido moverte bien para generar contenido. ¿Tendremos #Goaritz este año de nuevo?

Sí, este año habrá #goaritz.

En un principio contábamos lo que pasaba en los campeonatos, la vida soñada en el Dream Tour, pero que a veces también puede ser un infierno, una montaña rusa de emociones. Los medios acostumbran a comunicanar quién ha ganado, por eso me gustaba enseñar esa otra cara de la moneda.

Ahora me gustaria hacer algo diferente. En un mundo donde es tan complicado dar un punto de vista nuevo, cuando eres didáctico, creo que llegas más a la gente.

Intento ser agradecido a las marcas que me apoyan y mostrar interés para saber hacia dónde quieren ir para poder aportar mi grano de arena.

 

En Nias, Indonesia. Seguramente uno de los mejores baños de su vida. Foto: Henrique Pinguim

 

¿No piensas que vivimos una era de sobresaturación de contenidos? 

Antes la gente pedía videos cada semana y las marcas estaban contentas. Cuando viajaba con Isio enseñábamos lo que hay detrás del surf, y ahora miro para atrás y a veces me hace gracia lo que poniamos, pero fue una época guapísima. Es verdad que a día de hoy hay cierta saturación. Antes un vídeo era como agua de mayo para la gente, pero ahora hay que elegir porque la oferta es enorme. A través de redes sociales en un minuto puedes contar una historia.

A mi lo que más me gusta es las historias que se cuentan bien. Me gusta escuchar historias de verdad. Eso creo que no va cansar nunca.  La peli de Andy Irons, o el libro de Tom Carroll, son ese tipo de cosas que me interesan, son temas personales detrás de grandes carreras. A medida que te haces mayor te emocionas con sus historias, más allá de sus triunfos deportivos.

 

Entrenando con Diego Martínez, director técnico de Shelter. Foto: Pacotwo

 

“Cuando yo empecé a surfear mis padres no tenían ni idea qué era el surf, y es algo de lo que estoy tremendamente agradecido”

 

Háblanos de Shelter, ese proyecto en el que llevas metido desde hace un par de años

Cuando me refiero a Shelter me refiero a un centro de surf, no lo considero sólo una escuela o un gimnasio. También tenemos un bar a pie de playa y unos apartamentos donde la gente se puede alojar.

Desde siempre me ha gustado mucho compartir mi experiencia, desde gente que surfea por primera vez a chavales que quieren ser pros. Es verdad que con mi calendario es difícil estar ahí siempre encima, pero somos un gran equipo y era algo natural en mi montar algo como lo que hemos hecho.

Me acuerdo cuando era peque y mis padres me sentaban a hablar con los Acero y con Goio su padre; son cosas que me han servido un montón.

Me encanta cuando vuelvo a casa cuando veo a gente poniendos een forma para surfear mejor, o chavales que tienen el surf como deporte escolar. Cuando yo era pequeño eso era impensable… yo el raro de clase.

Cuando yo empecé a surfear mis padres no tenían ni puta idea que era el surf y es algo de lo que estoy tremendamente agradecido; eramos unos ilusos, lo hacíamos todo por pura ilusión. Ahora es diferente, pero supongo que es parte de la evolución del deporte.

 

Pepinazo en la prueba de olas grandes celebrada este pasado invierno en Deba. Foto: Pacotwo

 

 

¿Cómo ves el futuro del surfing?

Hubo una época en la que los freesurfers eran el boom, pero ahora tengo la sensación de que está volviendo a la competi.

El campeonato más visto es el Volcom Pipe Pro. ¿Por que? porque nos meten a surfear Pipe como a gladiadores. En la orilla no hay casi gente, pero todo el mundo está en internet. Por eso el circuito de olas grandes está cogiendo tanto peso, porque la gente quiere vernos en las mejores olas.

¿Quién se va a poner un QS de 6 estrellas en Japón con olas por debajo de la rodilla? SI tu colega está en la final igual lo ves, pero sólo por eso. Antes cuando era todo más nuevo tenía más tirón, pero ya no.

La WSL tiene un trabajo por hacer en ese aspecto, campeonatos en olas mejores. Es verdad que los surfistas tenemos que surfear todo tipo de condiciones, pero los surfistas del WQS, aunque sea una segunda división, a veces surfeamos en sitios en los que ni nos daríamos un baño por libre. La gente quere ver espectáculo en olas buenas y con cierto riesgo.

Te interesa

© 2018 Mar Gruesa