Andy Criere

Nací en San Sebastián en 1995 y desde siempre he vivido en Francia, pero la mayoría de mi vida la he pasado a este lado de la frontera, porque estudié en Hondarribia. Mi padre es de Normandía y mi madre de Palencia, de donde toda su familia se movió a...
Facebook
Google+
Twitter
LinkedIn
A un lado Hondarribia, al otro Hendaya. Foto: Pacotwo
A un lado Hondarribia, al otro Hendaya. Foto: Pacotwo

Inicios

Creo que la primera vez que me metí al agua fue con 10 años. Me costaba mucho concentrarme, en el cole era malísimo; no encontraba nada que me gustase, ninguna pasión, y eso se notaba en los estudios, porque no conseguía concentrarme. Tenía problemas de hiperactividad, e incluso tuve citas con un psicólogo. Yo andaba siempre en skate y un vecino que trabajaba en el club de surf de Hendaya me vio y me comentó que por qué no surfeaba.

Con ocasión de un campeonato, mis padres me acercaron y mi vecino cogió una tabla y me llevó a surfear. Desde el primer momento me puse de pie, así que parecía que malo no era. A partir de ahí todo fue un poco como una bola que se va agrandando. En navidad mis padres me regalaron mi primera tabla y ahí empezó todo. Dos años después estaba haciendo campeonatos, y el primero que gané fue el Maider Arostegui de Biarritz, donde también participaba gente como Natxo, Imanol, Marcelino…

Sponsors

A partir de ahi empecé a entrenar con Eric Termau y gracias al club de surf Bidasoa, entré en Billabong. Más tarde empecé a entrenar con Didier Piter, que en ese momento trabajaba en Volcom, así que una cosa fue con la otra y comencé a surfear para ellos, donde estuve un tiempo, pero luego llegaron cambios y me quedé sin sponsor durante dos años.

Un día recibí un mensaje por Facebook de un alemán que llevaba la marca Ion, me propuso una entrevista. El chico parecía serio y me cayó muy bien. Desde ese momento estoy con ellos y la verdad es que para mi ha sido un gran trampolín . Al nivel europeo soy al que más promocionan, y me están dando los medios para vivir mi sueño, que es surfear y hacer campeonatos.

En Meñakoz. Foto: Pacotwo
En Meñakoz. Foto: Pacotwo

Hay tanta gente, tanto de todo, que ser diferente es muy difícil

Tablas

Hace 2 años que estoy trabajando seriamente con Pukas. Estoy muy contento, ahora estoy trabajando con Axel Lorentz, que me acaba de hacer un quiver de 6 tablas que me van muy bien. Es una base sólida, pero lo difícil es conseguir esta tabla mágica que te permite hacer cosas que ni tu te imaginarias o ganar campeonatos… y en eso estamos. Voy mucho al taller, me apoyan mucho y tienen un equipo muy eficaz, y eso a día de hoy es muy difícil de encontrar.

Redes sociales

Son ultraimportantes porque te tienes que vender de alguna manera. Vendes un saber hacer, que es surfear, pero también te vendes a ti mismo como producto. Yo creo que la mayoría de nosotros lo hacemos regular, en una línea que no sale de lo normal, sin arriesgar mucho.

Pero hay gente que le ha dado la vuelta a eso y que lo ha llevado a su terreno…y sin ser los mejores surfistas, han triunfado por eso. Lo difícil es ser la pieza que falta al sistema, ser esa persona a la que todo el mundo quiere ver, ver lo que hace. Hay tanta gente, tanto de todo, que ser diferente es muy difícil. Representas unas marcas y hay que estar muy pendiente de todo, modas, etc…lo importante es no meter la pata hahaha..

Hendaya

Lo bueno que tiene Hendaya es que los surfistas de allí estamos obligados a movernos mucho, porque no siempre se puede surfear allí. Tenemos que ir a lugares como Lafitenia, Bidart, Anglet…y esa variedad al final resulta ser una ventaja respecto a otros que quizás se centran en un spot preciso. Otro aspecto positivo es que cuando hay olas en Hendaya es que puedes surfear todo el día allí, hay olas en todos los puntos de marea. Son olas muy suaves, no te vas a hacer daño o romper muchas tablas, y eso da seguridad y probar muchas cosas. A mi a día de hoy me sigue encantado surfear allí.

andy-criere-pacotwo
En Bidart. Foto: Pacotwo

En eso estoy, intentando seguir mi camino, mi gente…encontrar mi terreno.

Objetivos

Estoy en una fase de aspirar a más. Aprobé selectividad hace dos años y decidí darme un tiempo a dedicarme a sólo surfear, entrenar y hacer campeonatos. Este 2015 ha sido muy bueno, me he sentido mucho más libre. Parece que el sistema donde nos enseñan de lo que hagan otros, como que a veces te sientes mal porque otro lo hace bien, y este último año me he sentido liberado en este aspecto. No me ha supuesto nada negativo que otra persona haga algo mejor que yo. Lo que importa de verdad es el que camino que tu coges, la manera que tienes de trabajar y en algún momento los frutos llegarán. De la otra manera te intoxicas de una manera tonta.

Los mejores lo que han hecho es tener su propio camino, tener fe, trabajar mucho a su manera. En eso estoy, intentando seguir mi camino, mi gente…encontrar mi terreno.

Viajes

Sobre todo estos 3 últimos años, he ido a sitios a los que nunca pensé que iría. Por ejemplo Martinica, un sitio del cual no esperaba mucho, pero una vez allí fue una pasada; uno de los mejores viajes que he hecho, tanto por el sitio y por las olas.

Lo malo es que que viajamos mucho, pero muchas veces para hacer competiciones, y en ocasiones también viajamos para hacer reportajes, pero igualmente es sólo para surfear, y no solemos tener tiempo para conocer mejor el sitio. Vamos con la mentalidad de entrenar en la ola del campeonato, probar tablas…así que no es tan idílico como la gente pueda pensar. De todos modos estoy seguro que la actitud que tienes de viajar, determina la manera si le sacas partido o no. Hay que estar muy abierto a lo que pueda pasar. En el momento en el que viajas ya te pones un poco en riesgo, es decir, sales de tu zona de confort; hay que ser muy listo, hacer las cosas bien, y no meterte donde nadie te llama. Pero de todos los viajes hasta ahora he disfrutado mucho.

andy-criere-mario-entero-ion
En Fuerteventura, donde pasa una temporada todos los inviernos. Foto: Mario Entero /ION

Mundial ISA

Mi último año de junior me seleccionaron con la selección francesa para ir a Nicaragua al mundial de selecciones ISA. Un viaje inolvidable, por las olas y por el clima, estuve muy agosto. El campeonato fue en playa Jiquiliste, donde había un banco de arena que me gustaba mucho; además tenía una tabla que me iba muy bien. En ese tipo de campeonatos hay dos caminos para llegar a la final; por la vía directa o a través de la repesca, donde el camino es el doble de largo. Me fue todo ideal, pasé todas las series 1º o 2º, y en la final me salió un poco peor. Las olas pararon un poco bajando la marea y estuvimos unos 10 minutos sin coger nada. Ganó Josh Muniz y un australiano. No fue mucha la diferencia, pero me consiguieron ganar, pero un tercer puesto es algo que está muy bien.

Aquello pasó bastante desapercibido. Lo máximo ahora mismo es que ganes un QS fuera de casa o un campeonato importante en casa.

Circuito Vasco

Este año por ejemplo he quedado 124 en el QS, pero la gente se ha enterado más de mi victoria del Circuito Vasco.

Marcos Azpiroz me propuso surfear en la primera prueba que se celebró en Gros. Mi aspiración era hacer un buen resultado para estar entre los 20 primeros y conseguir clasificarme para la prueba de Mundaka. A partir de ahi cogí mucha confianza, y estaba muy motivado para la segunda prueba en Zarautz, que también la gané.

Clasificarse para Mundaka ya tenía su mérito, allí iban a estar Aritz, Hodei, Natxo, Eukeni…el primer día hubo muy buenas olas. No tuve mucha suerte con mis puntos de marea, donde no había demasiados tubos. Aunque hay que decir que Aritz se hizo un 10 en casi marea alta, aunque él es dios en Mundaka, así que no cuenta hahaha…

Al siguiente día bajó el mar, y quería demostrar que podía hacerlo mejor. Tenía una tabla que para olas más pequeñas me iba bien, y además me gusta controlar la ola, controlar el perímetro que tengo…eso me ayuda a tener confianza y a hacer las cosas bien. El sábado no tuve esa conexión con el mar, no sentía nada… pero el domingo sí, y la semi la gané. En la final que estaba con Aritz, Jatyr…yo era un poco el underdog. Tuve una estrategia simple, querer ganarla. No me precipité, la primera ola la cogí a los 12 minutos, y me hice un 9,57. La ola se me quedó perfecta para girar hasta abajo. Luego tenía que mejorar mi segunda ola, que era un 4. Al final conseguí rematar con un 7,77. Se lo puse difícil a Jatyr y a Aritz, mi preocupación era mantener la prioridad. Al final Jatyr cogió una ola que pudo haber sido, pero que no fue suficiente. Me llevé una gran alegría.

Fue especial, una de las victorias que más satisfacción me ha dado. Por el lugar, porque era en casa, por la gente que había en el campeonato, y porque pude hablar en euskera, que es uno de los pocas oportunidades que he tenido de hacerlo. Salí en la TV, noticias, etc…y la gente cercana a mi que nada tiene que ver con el surf se enteró, y eso ya es mucho para mi.

2016

Mi objetivo hasta agosto, antes de que hagan el corte, es estar entre los 112. Tendré unas cuantas oportunidades, algunos campeonatos con menos puntos donde no va gente tan buena, y otros donde van todos pero que dan mucho más puntos.

Te interesa

Newsletter

© 2018 Mar Gruesa