5 surfers de verano

Llega el calorcito, el solecito, las cervecitas y las horas incontables de playa en medio de una muchedumbre donde abundan todo tipo de personajes. En lo referente al surf… he aquí una pequeña lista del tipo de individuos a esquivar.

TIPO 1: SURFISTA NEOPRENISTA

Inexplicablemente hay peña, generalmente alemanes, que se siente a sus anchas manteniendo el traje puesto una vez que ha salido del agua.

Tanto es así, que incluso permanece horas en la arena “tomando el sol” o haciendo vida playera enfundada en él.

No sabemos cómo responderán sus lumbares, lo que sí sabemos es que es cutre hasta decir basta.

TIPO 2: SURFISTA ANTI HIPOTÉRMICO

Hay puntos de la península donde el agua no calienta tanto y permanece más bien fresca. Pese a ello siempre te encontrarás al típico que va en bañata para coger colorcito o lucir tatuajes. Luego se plata junto a ti, que llevas un 3/2, le ves la piel de gallina, los labios morados y una tiritona que te cagas:

– tío, ¿no tienes frío?
– Qué va, pero si está muy buena el agua.

TIPO 3: SURFISTA COMBINADOR

Los hay que no están dispuestos a pasar frío pero que tampoco quieren dejar de lucir el bañador de temporada así que no dudan en ponérselo por encima incluso de un traje largo. Creednos, existen.

TIPO 4: SURFISTA EXHIBICIONISTA

Deja su tabla amarrada en la vaca del coche (bien visible) aunque a veces incluso tenga un familiar. Va con el traje (en este caso bajado) a por helados o botellines de agua o también se arrima al chiringuito a tomar una rápida y, de paso, ver cómo va el partido.

Total, va a pegarse otro baño dentro de hora y media.

Suele acompañar como atrezzo al neopreno un par de chanclas y gafas de sol. A veces hasta se fuma un piti mientras calienta.

TIPO 5: TÚ

El más triste de todos: al que le jode ver todo este lamentable abanico de tonterías y, finalmente, pese a llevar soportando frío, lluvia y onshore todo el puto año, no entra al agua a causa de la cantidad ingente de gente que abarrota un pico de un metro cuadrado y 30 cm de ola.

Te interesa

© 2018 Mar Gruesa